viernes 18.04.2014 - Actualizado hace
Policiales
20 | 06 | 2012
Imprimir
Agrandar
Reducir

Mataron a balazos por la espalda a un adolescente en Laferrere

0
Comentarios


Los investigadores buscan a un joven vecino de la víctima que estaría sindicado como el autor del ataque

Mataron a balazos por la espalda a un adolescente en Laferrere
Foto:

Un adolescente de 16 años fue asesinado de dos balazos por la espalda tras una pelea callejera en el partido bonaerense de La Matanza y por el crimen los investigadores buscan a un joven vecino de la víctima, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

A raíz del homicidio de Lucas Montoya (16), sus amigos anoche agredieron a efectivos policiales y realizaron un piquete en el lugar del hecho, y hoy atacaron a pedradas la casa de un familiar del sospechoso prófugo.

Fuentes policiales y judiciales informaron que el crimen de Montoya ocurrió ayer, alrededor de las 22.30, en la calle Rodney, entre Ruiz de los Llanos y Watt, en el barrio Giardino de Gregorio de Laferrere, en La Matanza, en la zona sudoeste del conurbano.

Todo comenzó cuando el adolescente, que residía en las inmediaciones y estaba acompañando por un amigo, mantuvo una pelea con un joven vecino, con quien aparentemente mantenía una rivalidad barrial, dijeron los informantes.

Al parecer, Montoya ganó esa pelea, tras la cual, el otro joven, de nombre Rodrigo y mayor de edad, se fue del lugar pero a los pocos minutos regresó armado, con un revólver en cada mano, y baleó a la víctima y a su amigo.

Según las fuentes, luego de los disparos, el agresor huyó, mientras que los vecinos trasladaron a los dos chicos baleados al Hospital Simplemente Evita de González Catán, donde Montoya murió.

De acuerdo a los peritos, la víctima presentaba dos impactos de bala en la espalda, por lo que se sospecha que estaba corriendo para alejarse de su atacante cuando éste le disparó.

En tanto, el amigo del chico asesinado presentaba un balazo en una pierna y esta tarde permanecía internado aunque fuera de peligro, señalaron los voceros.

En tanto, cuando personal policial arribó a la escena del crimen tras ser alertada de lo ocurrido se encontró con que las dos víctimas ya habían sido trasladadas y con un grupo de amigos de Montoya que montó un piquete en la calle Rodney y apedreó los patrulleros, explicaron las fuentes de la fuerza y judiciales.

Minutos después se hizo presente el fiscal de Homicidios de La Matanza, Adrián Arribas, quien dialogó con los manifestantes enardecidos que terminaron por deponer su actitud y permitieron el trabajo de los peritos y otros funcionarios policiales y judiciales.

A partir de los datos aportados por los amigos de Montoya, las pesquisas identificaron al tal Rodrigo como el supuesto autor del hecho y lo fueron a buscar a la casa de la madre pero ya no se encontraba allí.

Los pesquisas también lo buscaron, pero sin éxito, en la zona de González Catán, por lo que esta tarde el joven continuaba prófugo por el delito de “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego”, según la acusación del fiscal Arribas.

Por su parte, un grupo de jóvenes vecinos del barrio se dirigieron hasta la casa del abuelo del supuesto agresor y atacaron el frente de la humilde vivienda a patadas y pedradas.

Los más exaltados irrumpieron en la vivienda y sacaron un sillón con intenciones de incendiarlo en la vereda, pero los ocupantes del inmueble aseguraron que el sospechoso no estaba allí y convencieron a los manifestante de que depusieran su actitud.

Finalmente, los jóvenes se retiraron del lugar y continuaron buscando al sospechoso en otros lugares del barrio.

"(Lucas) Era un hijo para nosotros, un compañero, un amigo, mucho más que eso. Y vino este tal Rodrigo y se agarraron a las piñas. (...) Fue una pelea simple y común y lamentablemente terminó en esto”, recordó esta tarde una vecina de Montoya que precisó que la víctima tenía ocho hermanos.

‘Esto no va a quedar así. Lo lamento por la familia de Rodrigo, que el abuelo no tiene culpa y lo que hicieron los chicos (por los manifestantes) no está bien pero pónganse en su lugar”, indicó la vecina, que le pidió a la madre del sospechoso que lo entregue a las autoridades.

La mujer dijo que conocía a Rodrigo, que sabía que éste se drogaba y robaba, aunque “lo re quería” y lo “bancaba en todas”, pero que el chico les “falló” a los vecinos.


Tags

Comentarios Facebook