domingo 23.11.2014 - Actualizado hace
Espectáculos
26 | 09 | 2012
Imprimir
Agrandar
Reducir

Sergio Rivas, homenaje al contrabajo en el tango

0
Comentarios


En "Pa' que Trabaje el Grandote" reunió obras en las que se destaca el instrumento que, como recuerda el músico, “para Piazzolla es un pilar sin el cual no se podría tocar”.

Sergio Rivas, homenaje al contrabajo en el tango
Foto:

El contrabajista Sergio Rivas volcó en su reciente primer álbum Pa que Trabaje el Grandote un magnífico recorrido histórico acerca de ese instrumento dentro del tango que, además de su belleza musical, opera como una búsqueda de resaltar el rol del contrabajo dentro del género.

“El contrabajo aún no tiene el reconocimiento que se merece dentro del tango pero, como decía (Astor) Piazzolla, se trata de un pilar sin el que no se podría tocar”, subrayó Rivas.

El músico nacido hace 48 años en Rosario y que antes de afincarse en el tango tocó el bajo en la banda pop Identikit, destacó el papel específico del contrabajo en el tango.

El intérprete puntualizó que “mientras en una orquesta sinfónica el rol del contrabajo es doblar al cello, en una típica es el que se encarga de doblar la mano izquierda del pianista”.

“Un ejemplo acabado de esta función -detalló- se puede apreciar en La Yumba (clásico de Osvaldo Pugliese), donde con solamente dos acordes se sostiene todo el tema. Ahí está el resumen de lo que el contrabajo es capaz de hacer”.

Apasionado por su instrumento y por el género que abraza desde hace veinte años cuando, recién llegado a Buenos Aires, se integró a la Orquesta de Música Argentina Juan de Dios Filiberto y también al grupo del bandoneonista Rodolfo Mederos, Rivas fue amasando este notable disco.

“Hace muchos años que hago recitales de contrabajo ligados al tango y me di cuenta que había reunido muchas obras, pero la idea del disco nace a partir de la búsqueda de la obra Pa que Trabaje el Grandote, que desató esa pasión mía por investigar y mostrar cosas”, confesó.

Aunque la pieza que motivó la placa finalmente no fue hallada de manera completa y confiable y, por lo tanto, no integra el repertorio formal, en su búsqueda Rivas encontró otras obras y fue armando un rompecabezas que marca una línea de tiempo y construye un trabajo disfrutable más allá de su valor testimonial.

El CD abre con tres tangos inéditos de Leopoldo Ruperto Thompson, compuestos alrededor de 1920: Tren de Farra, Pierna... ‘e Palo y Mano Brava.

Sobre esa serie indicó que “quise hacerle un homenaje a Thompson quien, en realidad, era guitarrista pero que a mediados de la década del 10, cuando el piano se incorpora a las formaciones de tango y tapa el sonido de la guitarra, se pasó al contrabajo para no quedarse sin laburo”.

El recorrido musical continúa con Negligee (Vicente Sciarretta), Tangueando en el Contrabajo (Ahumada-Del Bagno), Bajo Romántico (Murtagh-Libertella) y tres obras firmadas por Astor Piazzolla: Contrabajeando (que creó junto a Aníbal Troilo), Kicho y un fragmento de Contrabajíssimo.

Capaz de aportar datos sobre el instrumento y su rol en la música ciudadana, resaltó el aporte de Aniceto Rossi (que grabó la primera versión de La Yumba y que, según Rivas, es hacedor de los primeros solos de contrabajo en el tango), aseguró que su lazo con el “grandote” fue casual.

“En realidad fui a estudiar cello y como no había cátedra de cello y me dijeron que ese día cerraba la inscripción de los instrumentos -evocó-, me fui a pensar qué iba a hacer a la biblioteca y en un rincón de esa sala vi al contrabajo y lo toqué un poco, aunque estaba lleno de tierra y así empezó la cosa”.

Sergio añadió que “es increíble, pero luego con ese mismo instrumento estudié casi toda mi carrera” y enseguida sostuvo que por aquellos años “había que amoldarse al instrumento, ya que se tocaba con cuerdas de tripa que estaban levantadísimas”.

Pa que Trabaje el Grandote pasó por el Festival de Tango y fue presentado en Rosario, pero en los próximos días podrá ser apreciado en directo en un par de salas porteñas.

En compañía de Oscar de Elía en piano, Horacio Romo en bandoneón y Rafael Gíntoli en violín, Rivas compartirá con el Quinteto Varietal una presentación en Guapachoza (Jean Jaures 715) el jueves.

Tags

Comentarios Facebook