miércoles 23.04.2014 - Actualizado hace
Papa Francisco
29 | 03 | 2013
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Papa Francisco: "La Cruz de Cristo es una palabra de amor"

0
Comentarios


Finalizó la celebración del Viernes Santo, que recuerda la Pasión del Señor, y el Sumo Pontífice encabezó el ritual del Vía Crucis.

El Papa Francisco: La Cruz de Cristo es una palabra de amor
Foto:
El Papa Francisco: La Cruz de Cristo es una palabra de amor
Foto:
El Papa Francisco: La Cruz de Cristo es una palabra de amor
Foto:
El Papa Francisco: La Cruz de Cristo es una palabra de amor
Foto:

El Papa argentino Francisco presidió su primer Vía Crucis, que se celebró en el Coliseo romano, como líder de la Iglesia católica, a la que quiere despojar de sus oropeles y acercarla a los más necesitados.

La ceremonia empezó en la basílica de San Pedro con la liturgia de la pasión del Señor, que recuerda las últimas horas de la vida de Jesús.  El rito comenzó con la postración del Papa en silencio frente al altar y procederá con la adoración de la cruz.

"Esta noche, debe quedar una sola palabra que es la Cruz de Jesús, que es la palabra con que Dios ha respondido al mal del mundo; siempre se dice que Dios no responde al mal, que espera en silencio: Dios ha hablado, ha respondido con la cruz de Cristo, una palabra que es amor", destacó.

El Sumo Pontífice encabezó un recorrido de las 14 estaciones del Vía Crucis con las últimas horas de Cristo, que coronará las actividades de este Viernes Santo, en el Coliseo romano, del primer papa latinoamericano.

 Este quizá sea uno de los pocos actos de la Semana Santa de este año que lleva la impronta de su predecesor, Benedicto XVI, que había encargado las meditaciones al patriarca de la Iglesia maronita libanesa Bechara Rai y éste encomendó a dos jóvenes su redacción.

Se trata de una forma de destacar el drama que vive Oriente Medio, con la guerra de Siria, pero también la difícil coexistencia entre musulmanes y cristianos, el auge del islam y la huida de muchos cristianos de la región ante la persecución que sufren, en particular en Egipto.

"Tenemos que hacer todo lo posible para que la Iglesia nunca se parezca a aquel castillo complicado y sombrío descripto por Kafka, y el mensaje pueda salir de él tan libre y feliz como cuando comenzó su carrera", aseveró Francisco.

Comentarios Facebook

El primer Viernes Santo del Papa Francisco
Anterior Siguiente