sábado 20.12.2014 - Actualizado hace
Policiales
17 | 05 | 2013
Imprimir
Agrandar
Reducir

Más de la mitad de las presas están por causas narcos

Edición Impresa
0
Comentarios
Por Edición Impresa


“Mujeres en prisión en Argentina: causas, condiciones y consecuencias”, es el título del informe hecho por la Defensoría General de la Nación donde consta cómo creció la población femenina en prisión.

Más de la mitad de las presas están por causas narcos
Foto:

La Defensoría General de la Nación presentó el informe "Mujeres en prisión en Argentina: causas, condiciones y consecuencias", en el que se destaca que el 56 por ciento de las internas se encuentran detenidas por delitos vinculados al narcotráfico y que el 85 por ciento de las condenadas fueron penadas por causas relacionadas con la comercialización de estupefacientes y robos menores.

Además, en el documento se indica que se detectó un crecimiento del 193 por ciento de la población carcelaria femenina a partir de 1990, contra una suba de sólo el 111 por ciento de los varones. "En general, estas mujeres son "mulas" que ocupan un nivel bajo en la cadena de tráfico de drogas y que son forzadas a adoptar ese rol por necesidad económica, ya que el 75 por ciento de ellas son sostén de familia", indicó el trabajo presentado por la Defensoría y que fuera elaborado en cooperación con las facultades de derecho de la universidades norteamericanas de Cornell y Chicago, junto al Avon Global Center for Women and Justice.

"Este incremento sin precedentes del número de mujeres privadas de la libertad en Argentina se debe a las políticas introducidas en el país,por el modelo de guerra contra las drogas impulsado por Estados Unidos", denuncian, en base a los datos recolectados a través de una encuesta que fue respondida por cerca del 30% del total de la población de mujeres encarceladas en prisiones federales".

El informe ponderó dos "medidas progresivas" para paliar el efecto de esta suba de la población carcelaria femenina: el arresto domiciliario y los programas para que los niños vivan en prisión con sus madres, pese a los propios reparos de muchas mujeres a beneficiarse con ellos por la suposición de los "daños irreparable" que ocasionaria a los pequeños. También hace hincapié en diversas reformas que mejorarían el trato de las mujeres en el sistema carcelario, como por ejemplo reducir las condenas por tráfico de drogas a aquellas que se encuentran en lo más bajo de la cadena.

"Es importante evaluar objetivamente el sistema penitenciario federal para poder identificar los problemas e implementar las reformas necesarias", aseguró Silvia Martínez, codirectora de la Comisión de Cárceles de la Defensoría General de la Nación, al presentar el estudio.

En un apartado sobre las condiciones de detención de la mujeres, se destaca el déficit de cuidados médicos y alimentarios.

En tal sentido, el 16.74 por ciento de reclusas dijo haber sufrido abusos físicos, los que fueron denunciados a las autoridades del Servicio Penitenciario Federal aunque sin ser tomadas con seriedad.i

Comentarios Facebook