lunes 28.07.2014 - Actualizado hace
Espectáculos
15 | 09 | 2013
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Chaqueño Palavecino ofreció un recital vibrante

Edición Impresa
0
Comentarios
Por Edición Impresa


El cantor estrenó en el Gran Rex los temas de su nuevo disco De Pura Cepa junto a algunos clásicos de su carrera y le regaló a su público un puñado de historias sobre su vida. El concierto duró casi tres horas.

El Chaqueño Palavecino ofreció un recital vibrante
Foto:

El Chaqueño Palavecino ofreció este domingo a la anoche en el Teatro Gran Rex su nuevo repertorio que está integrado a De Pura Cepa, al que sumó algunas canciones que en su voz y en su estilo se transformaron en éxito y que son el fruto de 25 años de carrera artística. Ya se habian presentado en el teatro el viernes.

Muy bien secundado por su numerosa y efectiva agrupación de 17 músicos, Palavecino tocó durante casi tres horas sin interrupciones, en un concierto en el que se hicieron presente chacareras, zambas, cantos del Chaco salteño, gatos y escondidos, junto a clásicas coplas populares y hasta se le animó a un popurrí de valses.

En show arrancó con la zamba que le da título al flamante álbum, De Pura Cepa, donde dice, como en una declaración de identidad: "Del Norte vengo, salteño soy, baquiano en el amor, con guitarra y vino y un puñado de amigos, sueña mi corazón...". Las coplas populares le dieron paso a la chacarera La Margareña y en el mismo ritmo se destacaron, Solito Sale el Cantar, Churito Cantaré y Con el Caballo Cansado.

Con la zamba Hoy te Digo Adiós y la canción Dulces Mentiras bajó los decibeles del concierto imponiendo una suerte de pausa a tanta intensidad.

Pero, fiel a su estilo, Palavecino rememoró inmediatamente a Horacio Guarany con el retumbo El Grillo en Formosa, para volver a los ritmos fuertes y las sensaciones potentes. El Mercenario, el huayno Quiero esa Flor y el takirari La Vecinita, invitaron al baile y a las palmas que lo acompañaron durante buena parte de la velada.

Entre las composiciones de su extenso y rico repertorio, no faltaron Que me Olvides Tú, La Sin Corazón, Yo Soy de Allá y sólo con el acompañamiento del piano de Román Ramonda, interpretó la Tonada del Viejo Amor y la bellísima Zamba del Pañuelo. El resto fue una fiesta.

Comentarios Facebook