domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
15 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

La cuerda está demasiado floja

Alberto Callegari
0
Comentarios
Por Alberto Callegari


Entre la final de la Copa América perdida por penales y el encuentro ante Paraguay por la eliminatorias, algo sucedió en el equipo: falta total de manejo y capacidad de elección, conducción y visión de cada partido

La cuerda está demasiado floja
Foto:

Repentinamente, Gerardo Martino perdió el rumbo. La Selección argentina se quedó vacía de fútbol y de funcionamiento con nitidez y en un momento inconveniente, por los puntos. No cuentan los amistosos "contra nadie". Cuenta que entre la final de la Copa América perdida por penales ante Chile y el martes en Paraguay, algo sucedió. ¿Qué hemos visto? Un DT con una falta total de manejo y capacidad de elección, conducción y visión de cada partido. Analicemos el tema Martino, entonces...

Al DT le falta lectura de los rivales y planes alternativos al original. Es excelente cuando un equipo refleja un estilo propiciado por su entrenador. Pero al del Tata los rivales ya saben que hay que dejarlo salir y presionarlo en el medio para quitarle y llegarle. Se pagó con Ecuador.

Martino no es del agrado de Tinelli y no sabemos qué piensa Segura. pero si se tratase de un club, esta falta de conducción ameritaría un replanteo si en lo inmediato no se aprecia una reacción total.

Tevez de nueve cuando no juega de nueve. Lavezzi a la izquierda y Di María a la derecha, todo al revés. Mascherano yéndose atrás en el segundo tiempo contra Ecuador desmantelando el medio. Conformación de una lista con varios jugadores entre lesionados y en recuperación de lesiones. A Paraguay llegó con lo justo en cuanto a jugadores-bajas.

No olvidamos que en un amistoso en San Juan previo a la Copa América hizo mal los cambios, no pudo hacer un último reemplazo y jugó con diez media hora, en un hecho inadmisible para un técnico a este nivel.

El DT no hace coincidir el estilo que pregona, de tenencia y distribución de pelota, con los jugadores y su ubicación en el campo. Así naufragó dos partidos seguidos Pastore. Así, hubo más pelotazos que juego asociado. Cuando no coincide lo que dice y lo que se hace, también se gestan dudas que se traducen al resultado.

¿Lo salva Messi a Martino? Messi, enchufado, le da a la Selección un vértigo ofensivo que no se vio sin él. Pero al no existir un respaldo táctico fuerte, Messi ya demostró, en la final de la Copa América, cómo el mejor jugador del mundo puede fracasar si un equipo no juega como tal y depende de arrestos individuales. El único DT que supo rodear a Messi en la Selección fue Sabella, quien aun con limitaciones, trabajó con casi los mismos jugadores un equilibrio necesario entre defensa y ataque, que Martino no muestra.

Este es el resumen de qué vemos en Martino a un año y fracción de iniciar su proceso en la Selección. El tiempo del análisis y por qué no, del replanteo, está muy cerca.


      Embed

Comentarios Facebook