domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
16 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Boca, a las puertas de la vuelta menos pensada

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


En los últimos 40 años se consagró en cancha de Racing, pero enfrentando a River, por el Nacional 1976; a Arsenal, en el Apertura 2003; y a Tigre, en el Apertura 2008. Una prueba de carácter sin antecedentes.

Boca, a las puertas de la vuelta menos pensada
Riquelme y Carlos Ischia en la última vuelta olímpica de Boca en cancha de Racing, por el Apertura 2008.
Foto:

Boca esta ahí, a las puertas de un nuevo título, el que se puede dar otra vez en la cancha de Racing, como ya sucedió en tres oportunidades, aunque curiosamente en ninguna de ellas enfrentando a la Academia.

Y en ese deseo de xeneize de repetir la historia, habrá otro elemento adicional, sin precedentes, ya que por primera vez se puede dar el caso de que de la vuelta olímpica sin presencia de sus hinchas, debido a la disposición que prohibe el ingreso del público visitante en la mayoría de los partidos del fútbol argentino.

Haciendo un repaso de las consagraciones de Boca en cancha de Racing hay que empezar con uno de los recuerdos más gratos en la memoria de los simpatizantes de la azul y oro, el del campeonato Nacional de 1976, cuando venció en la final nada menos que a River, 1 a 0, con un gol de tiro libre de Rubén José Suñé.

Ese día, con casi 70 mil personas en las tribunas, se vio un espectáculo único, que hasta el momento no se volvió a repetir, el de ver a los dos equipos más grandes de la Argentina definiendo un título mano a mano.

Para presenciar otra vuelta olímpica de Boca en el estadio de la Academia hubo que esperar hasta 2003, cuando por el torneo Apertura superó a Arsenal (hizo de local ahí), por 2 a 1, con goles de Matías Donnet y Roberto Colautti, marcando Christian "Gomito" Gómez, de penal, para los de Sarandí. Aquella vez, cuando todavía faltaban dos partidos para finalizar el certamen, el xeneize le sacó ocho puntos de ventaja a San Lorenzo, que había perdido el día anterior ante Gimnasia, de local, 1 a 0, con gol de Gonzalo Choy González, y de esa manera logró coronarse y poner su cabeza en el partido con Milan de Italia por la Copa Intercontinental. Carlos Tevez, que formaba parte del plantel, no pudo jugar por una lesión en una rodilla, pero participó de los festejos del título, muy recordados porque el Apache cantó junto a los hinchas en contra de la Selección.

La última escala de Boca festejando un campeonato en el estadio de Racing fue a fines de 2008, con una definición insólita, ya que se dio en un triangular luego de que los xeneizes, San Lorenzo y Tigre igualaran el primer puesto, con 39 puntos. El conjunto de La Ribera, dirigido por Carlos Ischia, jugó sus dos partidos en el Cilindro, venciendo primero a San Lorenzo, 3 a 1, y luego cayendo ante Tigre, 1 a 0, resultado adverso que de todas maneras no le impidió dar la vuelta olímpica, ya que impuso su mejor diferencia de gol en el triangular, porque los azulgranas habían superado a los de Victoria por 2 a 1.

En pocas palabras, la cancha de Racing ha sido siempre un escenario propicio para Boca en los últimos 40 años, y ahora aguarda que no sea la excepción. Un buen resultado allí que supere el que logren San Lorenzo y Rosario Central le dará el gusto de cosechar una nueva estrella, para cerrar una etapa de más de tres años sin festejos.

      Embed



Comentarios Facebook