martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
16 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Matan a anciana e investigan si fue para robarle una pensión

0
Comentarios


Un hijo policía de la víctima aseguró que recibió el balazo cuando él forcejeaba con un delincuente que había entrado a robar, en la vivienda de la mujer, en Berazategui.

Matan a anciana e investigan si fue para robarle una pensión
Foto de archivo
Foto:

Una anciana de 91 años fue asesinada de un disparo en la cabeza en su casa del partido bonaerense de Berazategui y los investigadores tratan de determinar cómo ocurrió el hecho, ya que un hijo policía de la víctima aseguró que recibió el balazo cuando él forcejeaba con un delincuente que había entrado a robar.

Fuentes policiales informaron este viernes que todo sucedió anoche, alrededor de las 23, en una vivienda ubicada a la altura del kilómetro 40 del Camino General Belgrano, en el interior del Parque Pereyra Iraola.

En el lugar se encontraba la víctima, identificada como Susana Diprimio, junto con un hijo comisario inspector retirado de la Policía Bonaerense, otra hija discapacitada postrada en una cama y la enfermera que la cuida.

Diprimio tiene además otro hijo policía, un subcomisario en actividad de la fuerza bonaerense, aunque éste no estaba en la casa en el momento del crimen.

Según dijo una fuente allegada a la investigación, en la zona sólo hay unas pocas quintas, por lo que la familia Diprimio no acostumbraba a cerrar la puerta con llave por las noches.

De acuerdo a la versión que dio otro hijo de la víctima llamado Luis, esto fue aprovechado por tres delincuentes armados, quienes irrumpieron en el lugar y se dirigieron a la habitación de su hermana cuadripléjica.

"Atiendo el celular y siento gritos de mi hermano pidiéndome auxilio y diciéndome 'vení por favor que me estoy muriendo y la mataron a mamá'", contó Luis, que también es policía.

Aseguró que al llegar a la casa halló a su madre "fusilada con un tiro en la frente, cruzada en el pasillo" y a su hermano "moqueando en el piso en un charco de sangre" que se confundía con el de su madre, uno al lado del otro".

Consultado sobre cómo ocurrió el hecho, relató que "a esa hora irrumpieron tres chacales, tres escorias humanas, corrieron por el pasillo que va hacia las piezas e irrumpieron en la habitación de la chica que la cuida con mi mamá a mi hermana".

"Le empezaron a pegar preguntándole cosas, mi hermana es discapacitada total, cuadripléjica, y con una fractura en la cadera, está totalmente imposibilitada", describió. Dijo que en la habitación contigua se encontraron a su madre que, alertada por lo ocurrido, salió y vio que había personas desconocidas.

"Ella, muy lúcida, va y dice 'chicos por favor no le hagan nada a la criatura, llévense todo lo que hay, pero no la lastimen. La respuesta de esto fueron dos tiros en la frente", aseguró.

En tanto, un investigador dijo a la agencia de noticias Télam que en la casa había dinero, ya que la hermana discapacitada había cobrado una suma cercana a 150.000 pesos en concepto de pensión. Fue entonces que el ex jefe policial extrajo una pistola de su propiedad con la intención de resistirse al robo y, ante la mirada de su madre, comenzó a forcejear con uno de los asaltantes.

De acuerdo con el relato de las fuentes, durante la lucha entre los dos hombres una de sus armas se disparó y el proyectil impactó en la cabeza de Diprimio, quien cayó al suelo y falleció en el acto.

Los ladrones luego redujeron al policía retirado a culatazos en la cabeza, tomaron el dinero, aunque la familia había hecho algunos gastos y ya no tenía 150.000 pesos, y escaparon del lugar con su arma, un revolver Magnum calibre 44.

Las víctimas se comunicaron con el servicio de alerta 911, por lo que arribaron a la casa efectivos de la comisaría local y médicos de emergencias, quienes constataron la muerte de la anciana y asistieron al policía.

Los peritos de Policía Científica que trabajaron en el lugar secuestraron un proyectil calibre 44, en tanto que el fiscal de la causa, Carlos Riera, dispuso que al policía se le realice un dermotest en ambas manos para determinar si tenía restos de pólvora.

La autopsia realizada a la anciana determinó que recibió un disparo que le ingresó por la nuca y le salió por la parte frontal del cráneo y fue realizado con un proyectil similar al 44.Sin embargo, hasta esta tarde el fiscal no había dispuesto ninguna medida sobre el hijo de la víctima, aunque no se le tomó declaración como testigo ante la posibilidad de que sea imputado en la causa.

Es que los trabajos de planimetría que se realizaron en la vivienda, donde se calculó la trayectoria del disparo, no coinciden con la versión que la familia dio de los hechos. Además, todos los testigos que habían declarado hasta esta tarde indicaron que escucharon un solo disparo.

Fuente: Télam

      Embed



Comentarios Facebook