jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Vida
18 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Edulcorantes: la otra manera de endulzar

0
Comentarios


En la actualidad existen muchas sustancias químicas con poder edulcorante y algunas no tienen buena fama. ¿Cuántos tipos de edulcorantes existen? ¿En qué se diferencian? ¿Cuáles son saludables? Algunas dudas sobre estos endulzantes.

Edulcorantes: la otra manera de endulzar
Científicos aconsejan uso moderado de edulcorantes
Foto:

Los edulcorantes se pueden clasificar nutritivos y no nutritivos. Dentro de los edulcorantes nutritivos se puede nombrar a los naturales: miel, azúcar, glucosa, fructosa, y jarabes, que aportan calorías. Los no nutritivos, la mayoría no aporta calorías, en este grupo se encuentran el ciclamato, el aspartamo, la sacarina, y el esteviol que es natural.

Los edulcorantes artificiales son los que se elaboran en los laboratorios, entre ellos, sacarina y ciclamato. Los endulzantes naturales se extraen de los vegetales, la sucralosa, stevia, el alitame y la acesulfame k.

De manera reiterada, se difunden mensajes sobre los efectos nocivos en la salud, sobre el consumo de edulcorantes artificiales sobre todo de la sacarina, el ciclamato y el aspartamo. Desde el ANMAT, se ha difundido esta información, respecto del aspartamo:

"Es utilizado en alimentos dietéticos o para regímenes especiales en diferentes concentraciones, dependiendo del alimento considerado. Desde que la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos lo aprobara en 1981 como endulzante para alimentos y bebidas, la seguridad del aspartamo ha sido evaluada 26 veces. En 1996, fue autorizado como endulzante para todos los usos por dicha agencia, y en la actualidad se comercializa en más de 100 países.

El aspartamo es usado ampliamente en países industrializados como los EE.UU., Canadá, Reino Unido, Alemania y Japón, y ha sido examinado y aprobado por comités científicos de expertos tales como el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) y el Comité Científico en Alimentos de la Unión Europea.

Su seguridad ha sido reafirmada por las autoridades de salud mundialmente reconocidas, a través de nuevas revisiones detalladas que se realizaron en 2002 y 2003. Por otra parte, es necesario destacar que un grupo de trabajo del Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría también concluyó que el aspartamo es seguro para la madre y para el bebé en formación.

Además, los estudios han demostrado que no tiene efectos a corto ni a largo plazo sobre las concentraciones de glucosa sérica, colesterol y triglicéridos, ni tampoco sobre la insulina sérica. Y, al igual que los demás edulcorantes no nutritivos, no se encuentra contraindicado para las personas diabéticas.

      Embed

Comentarios Facebook