viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Vida
18 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

“Mi hijo no quiere comer animales ¡y está bien!”

Karina Muzzupappa
0
Comentarios
Por Karina Muzzupappa


Si bien en todo el mundo la alimentación vegetariana sigue teniendo adeptos y detractores, en Argentina, el país carnívoro por excelencia, más aún. Qué decir si encima se trata de alimentación infantil. Como siempre, opinar sin saber no es bueno. Hay una salida que pasa por el menú de ellos, pero también por acompañarlos a conciencia. Siempre, con el respaldo médico.

“Mi hijo no quiere comer animales ¡y está bien!”
Foto:

La nutrición de los niños vegetarianos es un tema que, al menos en nuestra sociedad, plantea controversias.

Sin embargo, muchos niños hoy están siendo criados y bien alimentados bajo estas coordenadas. Cuando los papás son vegetarianos, pareciera más sencillo ya que hay un despliegue de costumbres diarias que sostienen esto, y que no es poca cosa. Son niños que desde que comenzaron a ingerir alimentos sus papás decidieron no darles carnes y suplantar sus nutrientes con otros alimentos.

¿Otro chip?

Muchas veces, frente a la inteligencia y rapidez de los niños de hoy, asombrados comentamos "estos chicos no son como los de antes, vienen con otro chip en la cabeza, son más despiertos". ¿Y si tuvieran otro nivel evolutivo que les hiciera entender la vida desde otro lugar? Nadie puede afirmarlo.

Tampoco negarlo. Se ha escuchado a varias madres contar que sus hijos, provenientes de familias omnívoras les han pedido que no les incluyan más carne en sus alimentos. Podríamos pensar que los niños conservan un instinto aún impregnado de cuidar a los animales, cosa que se va perdiendo a medida que se adentran con los años en la cultura y en las condiciones de vida que esta impone para adaptarse a su medio.

Hay videos en Youtube que muestran a pequeños diciendo que no quieren comer animales. Entonces, ¿qué hacer? ¿Obligarlos o informarse? Informase, investigar, claro está.

Cuando los niños deciden que ya no comerán carne, en general, es porque no quieren que se mate a los animales. Quieren ser coherentes. Para los padres, de pronto se abre un abismo ante sus pies ¿qué le doy de comer para que tenga todos los nutrientes necesarios para su crecimiento sano? Lo más saludable será acompañarlos en esta decisión tan importante, permitirles intentar. Además, es una manera de enseñarles que los acompañaremos siempre. Habrá que investigar sobre la alimentación vegetariana adecuada para la edad. Y será la que aporte los nutrientes necesarios como hierro, proteínas, zinc, vitamina B12, calcio, entre otras.

Orientarse para orientarlos

Hay otros alimentos que tienen estos nutrientes, como el huevo, las legumbres, los cereales y la soja no transgénica. También sería bueno tener presente alimentos altos en hierro, vegetales de hojas verdes, como la espinaca o algunas frutas secas, entre otros.

Hay que tener en cuenta que también se terminarán las comidas rápidas, y demasiadas harinas refinadas que no aportan alimento suficiente. Es sin dudas, adentrarse en un mundo nuevo. Tal vez los niños nos conduzcan de la mano a una manera de vivir diferente, más consciente, más amorosa.

¿Por qué nos conmueve su ternura y esa inocencia que nosotros, los adultos, no tenemos? ¿Será porque la añoramos? ¿Será que tenemos mucho que aprender de ellos?

Para hacer la vida más fácil, es bueno en este caso, hacer un plan de comidas semanal, y vegetariano. Una manera de no entrar en pánico cada vez que haya que entrar a la cocina.

Es fundamental consultar con un especialista en nutrición alineado con este tipo de alimentación, seguramente aportará información, recetas y tranquilidad. Una dieta vegetariana si se lleva de manera correcta, es tan nutritiva como cualquier otra e incluso puede aportar grandes beneficios a la salud.

La alimentación de un niño vegetariano debe ser tan completa como la de un niño que come carne. Al dejar de comer carne, hay que incluirles en la dieta a los niños otros alimentos todos los días hierro y proteínas, legumbres, cereales integrales, frutos secos, vegetales y frutas. Sin estos "soportes" alimenticios y compensatorios, estaríamos abriendo un potencial conflicto que podría desencadenarse en su nutrición. A no perderlo de vista.

      Embed

Comentarios Facebook