viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
18 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Gladis Florimonte: "Hay mucho carnicero haciendo cirugía estética"

0
Comentarios


Reconoce que se hizo un par de retoques mínimos, pero quiere estar lo más lejos posible del quirófano. “Me podría hacer la nariz, pero no quiero”. Dice que la farándula debe “bajar un cambio” con el tema, pero les apunta a ciertos cirujanos.

Gladis Florimonte: Hay mucho carnicero haciendo cirugía estética
Foto:

A modo de continuidad arrolladora, Gladys Florimonte encadena un trabajo con el otro. Mientras participa en ShowMatch con su clásico personaje de Zulma de Tinelli, elabora y muestra otros tantos en Peatonal, el nuevo programa de las medianoches de Canal 26. Y como si algún compromiso le faltase a su agenda, está comenzando con los ensayos de una de las comedias que promete explotar la taquilla veraniega en Carlos Paz. Entretanto, se reparte para compartir con amigos y fomentar su desarrollo espiritual.

l Antes de un estreno como el que vas a tener ahora o en cada cosa que emprendés, ¿sos de tener cábalas?

-Si, soy muy cabulera. Soy de ir a determinados lugares con la misma ropa, usar la misma cartera, cosas normales.

l ¿Crees en las energías?

-No creo en eso. Si hay una persona que se me acerca, tiene una energía rara y te está dando un abrazo, se transforma. La fuerza del bien siempre gana.

l En una de tus muñecas tenés una cintita roja...

-Si, obvio. En la envidia claro que creo. En el mal de ojo, empacho creo.

l ¿Sabes curarlos?

-¡No! Si me duele la cabeza llamo a mi amiga Marta para que se encargue. Me cura con la palabra. La cintita roja es una protección. El otro día me fui a visitar a la virgen de Lourdes, en Alta Gracia, y fui a pedir por mi amiga, Gabriela Trenchi (operada por Aníbal Lotocki), que está internada. Y una amiga me regalo una cintita roja más con la virgen.

l En los últimos días se volvió a hablar mucho de Gabriela Trenchi porque, más allá de que ya la haya traslado a una clínica de rehabilitación, sigue delicada. ¿Cuál es tu postura?

-No puedo acusar pero sí voy a decir que como ser humano cero. Y como médico tendría que haber ido aunque sea todos los días a la clínica para dar un aliento, un "quédate tranquila que va a estar todo bien", un marcar presencia. Y ella saber que Lotocki está. Le reprocho eso.

l ¿Pensás que hubo mala praxis?

-No sé... porque yo no me operaría ni siquiera un dedo meñique, nada. Sólo ingresaría a un quirófano en caso de una necesidad, de una urgencia. Al único que le tengo confianza, que es un tipo razonable, es a Gustavo Samprietro. Yo me saqué un poquito de los flotadores pero tenía nada. Y me saqué un poquito de piel de arriba de los ojos, y todo bien. Fue con anestesia local porque yo quise. Por ahí, me podría hacer la cirugía de nariz pero no quiero.

l También, hay una cuota de responsabilidad en las chicas que trabajan en el mundo del espectáculo que todo el tiempo quieren hacerse cosas para modificar su estética...

-Y también... De repente, si el cirujano te dice que no te hagas tantas cosas, hacele caso. Hay que bajar un cambio en ese sentido pero hay carniceros también.

l Te cambio de tema. ¿Cómo disfrutas de tus tiempos libres?

-La realidad es que no tengo tanto tiempo libre. De hecho, entre el trabajo que termino de hacer en Buenos Aires y el comienzo de la temporada teatral en Carlos Paz, tengo solo una semana de vacaciones.

      Embed


Comentarios Facebook