sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 27° H 69.7%
17 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Autos se caen de la calle por obra de asfalto abandonada

0
Comentarios


En el barrio El Refugio, los vecinos tienen severos problemas para trasladarse, ya que los bordes de tierra se desmoronan y los vehículos vuelcan. Para cruzar de vereda a vereda deben caminar más de 100 metros.

Autos se caen  de la calle  por obra de  asfalto  abandonada
Foto:

En el barrio El Refugio de Ezpeleta Este, el municipio de Quilmes abandonó una obra de asfaltos y, como consecuencia, los vecinos sufren severos problemas para trasladarse, ya que los bordes de tierra se desmoronan y los vehículos vuelcan contra los nuevos cordones cuneta.

Las calles quedaron elevadas por más de medio metro y con un ancho de un carril y medio, de modo que dos autos de frente no puede cruzarse en simultáneo. El problema es que muchos vecinos, cansados de las demoras, comenzaron a dejar sus vehículos frente a sus casas. Por lo tanto, si otro conductor quiere pasar por esa arteria tiene serio riesgo de caer en los desniveles.

Las calles se encuentran en Evaristo Iglesias entre Río Negro y Río Iguazú, Antártida Argentina, entre Río Iguazú y Emilio Zola, y Río Iguazú entre Antártida Argentina y Mendoza.

Desmoronados

En los últimos tres meses, una decena de autos quedaron encajados entre la tierra y los cordones, porque en muchos casos los bordes se desmoronan por el mismo peso de los rodados.

"En esta cuadra (Evaristo Iglesias) ya se cayeron dos camionetas y los vecinos salimos a ayudar. También una nena se lastimó y su mamá fue a hacer una denuncia al Municipio, pero no le dieron ninguna respuesta", indicó a El Quilmeño María Raldes. La vecina, además, relató que su marido, el mes que viene, será sometido a una operación de columna y teme que la ambulancia no pueda ingresar. "Cuando vuelva del hospital, lo van a tener que entrar en andas desde la esquina", anticipó.

Por su parte, Gabriela Inda remarcó que El Refugio "es un barrio de gente mayor, que debe caminar más de 100 metros para cruzar de vereda a vereda". "Yo lo veo con mis clientes, porque se quejan que no pueden cruzar por el barro y la altura de las calles", añadió Inda, propietaria de un almacén.

Así las cosas, los vecinos aguardan la finalización de las obras, que, a esta altura, no serán culminadas antes de las elecciones.

Tags

Comentarios Facebook