domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Participación

"Volver a la esclavitud disimulada"

Señor director:

Con tristeza y estupor, he visto imágenes que sólo decimos ¡Qué dichosos de vivir en este país! Fotos tomadas en un taller de zapatos y los locales de venta de los mismos. No se sabe los montos que reciben por su trabajo artesanal, pero nos muestran de la forma en que viven. Su horario de trabajo es de 16 a 17 horas diarias, con descansos en el mismo local, sobre colchonetas. Hacinados donde el espacio de trabajo es mínimo y en mostradores de dos "plantas", a fin de aprovechar el espacio. Luego ese zapato es vendido a muchos dólares en suntuosos negocios y exportados al mundo.

¿No es volver a la esclavitud disimulada? Aquí tenemos sindicatos que defienden los derechos del trabajador, y un Estado protector que dicta normas de convivencia. ¿No sería bueno mandarles un par de sindicatos a esos lugares de la India? Si no ponemos barreras arancelarias a esos productos provenientes de países donde la explotación es total, o nos adaptamos a su forma o tendremos más desocupación. El libre comercio simplemente es a fin de reducir el costo de vida, a costa de los sacrificios de los necesitados de aquellas áreas.

John W. Shaw

shaw.johnwilliam@yahoo.com


      Embed


Comentarios Facebook