lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
19 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un torneo espectacular y un final con bandera verde

Pablo Vignola
0
Comentarios
Por Pablo Vignola


Boca desperdició su primer match point. En quince días volverá a jugar su sueño de gloria en la Bombonera frente a Tigre; pero si no gana, todo quedará en manos de Rosario Central, que quedó segundo y será su rival en la última fecha.

Un torneo espectacular y un final con bandera verde
Foto:

En el atardecer del domingo, el arrebol del horizonte se había teñido de azul y amarillo. Boca, que había ganado diez de los últimos doce juegos, sólo necesitaba un esfuerzo más para alzar los brazos al cielo y abrazarse con la gloria.

Pero el fútbol, mágico como siempre, tenía oculta en la manga una carta más de misterio. Ganó Racing en Avellaneda y el azul y amarillo del ocaso se opacó en La Boca pero ganó brillantez allá por Arroyito. Y es que los dados, después de mezclarse en el cubilete, cayeron todos del lado más favorable para Rosario Central.

Claro que Boca sigue teniendo la historia en sus manos. Tiene otro match point, dentro de quince días, cuando reciba en La Bombonera Tigre.

Pero algunas cosas, en el paisaje, se han modificado. Porque ahora, el equipo de Arruabarrena estará obligado a ganar para evitar que, en la última fecha, en Rosario, se juegue una final con el equipo que, en ese mismo atardecer del domingo, se había acomodado como segundo aprovechando la caída de San Lorenzo en Bahía Blanca.

      EDUARDO COUDET - ROSARIO CENTRAL.JPG

Por eso, la noche del domingo se cerró, como en el cine, con la leyenda "continuará". El único dato a favor de Boca, más allá de su ventaja de 5 puntos con 6 en juego (algo que a primer golpe de vista parece irremontable) es que la jornada de Elecciones Nacionales le dará dos semanas para aplacar los ánimos, bajar las pulsaciones y recuperar la calma.

Por lo demás, acumuló varias señales negativas: perdió, le expulsaron a dos jugadores clave como el Cata Díaz y Erbes y como escolta quedó justamente el Canalla, su rival de la última fecha.

En los cálculos del equipo del Chacho Coudet, la esperanza se apoya en que Tigre, con chances de entrar a la Liguilla Pre-Libertadores, pueda sacarle aunque sea un empate a Boca. Así, en caso de ganar en su visita a Banfield (también quiere Liguilla), podría forzar un desempate si también le gana a Boca en la fecha final.

Por su parte, Racing logró el triunfo que le permite acomodarse en zona de ventaja deportiva de cara a esa misma Liguilla, y no pierde la esperanza de superar a San lorenzo y al propio Rosario Central, de modo de lograr el subcampeonato que le permitiría clasificarse de manera directa a la fase final de la Copa Libertadores.

Quinto en discordia quedó Independiente que terminó la fecha más cerca del segundo puesto (estaba a 8 de San Lorenzo y ahora está a 5 de Central) pero con un equipo más a superar (Racing). Pase lo que pase, el final emocionante y de bandera verde, está asegurado.


      Embed

Comentarios Facebook