domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
20 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Vasco buscará dejar los fantasmas a un lado

Leandro Gavira
0
Comentarios
Por Leandro Gavira


Tuvo la chance de ser campeón, pero por ahora no pudo. En las “finales”, el equipo no estuvo a la altura, aunque cuenta con muchas chances de despegarse de este maleficio. Para eso hay que dar la vuelta.

El Vasco buscará dejar los fantasmas a un lado
Foto:

Por el momento, Rodolfo Arruabarrena no pudo gritar campeón con Boca. Pasó el Torneo de Transición (asumió en la quinta fecha), la Sudamericana 2014 y la Libertadores 2015, sin vueltas olímpicas.

Ahora, en los dos torneos que está disputando tiene grandes chances de revertir esta situación, pero nuevamente tuvo un traspié importante ante Racing.

Ante equipos grandes, el historial es desfavorable, y se le critica no poder superar con éxito las llamadas "finales", aunque no lo sean desde el punto de vista matemático. Ahora se viene Lanús por la semifinales de la Copa Argentina y luego Tigre en La Bombonera, donde se podrá festejar con un triunfo. Sin embargo, de local, está costando.

Desde que llegó, con los grandes no le fue bien. Disputó 13 encuentros oficiales, contando torneos locales e internacionales. Ganó 3, empató 4 y perdió 6. Lo que más se recuerda, son las eliminaciones con River en el plano internacional.

En 2014, por la Sudamericana, empató en La Bombonera, y perdió en el Monumental. Lo que más se le criticó en ese momento fue la falta de actitud del equipo.

      Rodolfo Arruabarrena

La revancha llegó rápido, y en Libertadores, Boca otra vez quedó afuera contra el Millonario. En esta ocasión, se le cuestionó al Vasco el planteo de los cotejos. En el Monumental dejó afuera a Daniel Osvaldo y confió en Cristian Pavón y Jonathan Calleri, dos pibes. Además, puso a Leandro Marín en lugar de Gino Peruzzi, y el lateral derecho titular terminaría haciendo el penal. Para dar vuelta la serie en La Boca, el Vasco dejó afuera a Nicolás Lodeiro, lo que llamó la atención. Además, volvió a confiar en Pavón.

Después pasó lo del gas pimienta y lo que todos saben. Tras ese golpe duro, Arruabarrena no le encontró la vuelta al equipo en lo anímico, y perdió consecutivamente con Aldosivi y Vélez. Esas dos manchas ante River, quedaron en el curriculum del entrenador, y por eso, en los momentos de definiciones aparecen los fantasmas. En este certamen, ante San Lorenzo, que era su perseguidor directo, perdió de local. El resultado fue injusto, pero los tres puntos se los llevó el Ciclón.

Después se levantó en el Monumental ante River, pero cuando podía dar la vuelta olímpica, cayó ante Racing. Además, en los últimos partidos, el Vasco hizo varios cambios defensivos que antes no hacía, con la intención de conservar resultados.

Es más, ante Crucero del Norte, sólo metió una variante y fue el ingreso de José Fuenzalida por Lodeiro. En ese encuentro, hasta el mismo técnico reconoció que tuvo "cagazo" de que le igualaran. Por el torneo doméstico, se viene Tigre, y debe ganar para asegurarse el título. Eso sí, en los últimos cinco partidos en La Bombonera, hubo dos caídas, ante Unión y San Lorenzo. El técnico se juega todo, sino su futuro será incierto.

      Embed


Comentarios Facebook