lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Mascotas
20 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alimento especial para la necesidad de cada mascota

Graciela Pitta
0
Comentarios
Por Graciela Pitta


En el mercado de productos para mascotas existen variados alimentos que difieren en sus características de acuerdo a la necesidad específica de cada animal, como por ejemplo su edad, si es obeso, si padece alguna enfermedad. Aun así, es posible clasificar los alimentos para mascotas en dos grandes categorías: secos y húmedos.

Alimento especial para la necesidad de cada mascota
Foto:

A la hora de hablar de alimentos para mascotas se puede hacer la siguiente diferencia:

Dietas enlatadas: los alimentos enlatados para perros contienen entre el 8% y 15% de proteínas y entre el 2% y 15% de grasas, según el/los tipo/s de tejido animal utilizado en la dieta. El contenido de humedad en el alimento enlatado es de aproximadamente 75% (menos de 78%). El alimento enlatado para perros tiene entre 375 y 950 kilocalorías metabolizables por Kg.

El consumo total de alimento es alto ya que su contenido calórico es bajo. El balance de nutrientes está dado en gran medida por el tipo de tejido animal utilizado en la dieta.

Estas dietas para mascotas son las más sabrosas y también costosas si se las compara con los productos secos y levemente húmedos. Además, los productos enlatados son más difíciles de servir si se los compara con otro tipo de alimentos. Una vez que la lata se abrió, el alimento que no es utilizado debe conservarse en la heladera.

Dietas secas: la mayoría de los alimentos secos para perros contienen entre el 18% y 27% de proteínas, del 7% a 15% de grasas, menos del 12% de humedad y entre el 35% y 50% de carbohidratos. Estas dietas liberan entre 1.400 y 2.000 kilocalorías metabolizables por Kg. de producto. Los alimentos secos para gatos contienen un 28% más de proteínas, entre el 8% y 24% de grasas, menos del 12% de humedad y tienen entre 1.400 y 2.000 kilocalorías metabolizables por Kg. de dieta.

Los alimentos secos para perros que están a la venta fueron introducidos en los Estados Unidos en los últimos años de la década de 1890 con forma de galletita cocida compuesta de cereal licuado, verduras y carne.

Muchos de los primeros productos para perros y gatos se llamaban en forma colectiva "dietas alimentarias" y se sabía muy poco acerca de las necesidades nutritivas individuales de los perros y gatos. Sin embargo, a medida que los nutricionistas de animales comenzaron a avanzar con el estudio, se establecieron determinados nutrientes únicos para cada especie.

Dietas semihúmedas: los semihúmedos para perros y gatos contienen aproximadamente entre el 16% y 25% de proteínas, entre el 5% y 10% de grasas. Aproximadamente entre el 25% y 35% de carbohidratos y 30% de agua (los niveles de humedad a veces ascienden hasta el 50%). Las dietas semihúmedas de alta calidad contienen aproximadamente entre 1.200 y 1.350 kilocalorías metabolizables por Kg. de alimento.

Por lo general son más sabrosos si se los compara con las dietas secas, son fáciles de servir y de conservar, y son más costosos que los secos.

Además de diferenciarse según su consistencia, el alimento también se distinguen en base al costo, lugar de compra, densidad nutritiva (cantidad de calorías por Kg.) y en menor grado, sabor y digestión. Super Premium, Premium y No-Premium brindan una nutrición 100% balanceada y completa. No hay una definición exacta que diferencie estas categorías, y sus características varían según el fabricante.

En general, los super premium están en el extremo superior por sus características, los productos premium están en el medio y los no-premium están en el extremo inferior por su costo y densidad nutritiva. Los super premium se venden en general en locales especializados y en veterinarias, son más caros y en general ricos en calorías o tienen más calorías por Kg. de alimento.

Los alimentos categoría premium tienen precios moderados. Los negocios con frecuencia venden no-premium, que son muy económicos.

Algunos se caracterizan por su sabor. Estos productos con frecuencia contienen trocitos de galletita de distintos tamaños y formas de diferentes sabores. Este tipo de alimento está dirigido a los dueños que están interesados en complacer a su mascota y ofrecerle una gran variedad.

La diferencia de contenidos de humedad entre distintos tipos de alimento tiene un impacto en la densidad nutritiva o la cantidad de nutrientes por Kg. de alimento. A medida que el contenido de agua de la dieta aumenta, la cantidad de proteínas, grasas y otros nutrientes esenciales disminuye. Esto significa que la mascota debe consumir una porción más grande de los productos de alto contenido de humedad para recibir la nutrición necesaria.


Fórmulas específicas

Muchos alimentos están formulados para satisfacer algunas necesidades nutritivas específicas, como las dietas diseñadas para cachorros, con más nutrientes.

¿Cuál elegir?

A la hora de elegir entre una dieta seca o húmeda, algunos veterinarios aconsejan la primera, ya que ayuda a mantener una dentadura sana y libre de sarro.



Estar atentos para evitar los excesos y la posible obesidad

Es conveniente saber que la mayor parte de los trastornos alimenticios en los perros están relacionados con la obesidad. Es un problema que puede tener repercusiones muy serias en su salud. Generalmente la obesidad en perros aparece por falta de ejercicio y por una sobrealimentación. Para corregirla se los debería alimentar con dietas especiales, bajas en calorías, y a su vez incrementar la cantidad de ejercicio diario, siempre bajo la supervisión de un médico veterinario. Conviene tener en cuenta que para algunos perros la comida es una obsesión, especialmente cuando están aburridos.

Si se les da de comer cada vez que lo pide, se reforzará su comportamiento y se logrará que se convierta en un animal gordo y pesado.

Por último conviene saber que el perro, al igual que el hombre, ama su comida. Sin embargo tiene un pobre sentido del gusto y por eso pueden llegar a comer cualquier cosa, ellos se guían más por el olor que por el sabor.

Como guía práctica de alimentación se pueden tener en cuenta las siguientes pautas:

De 1 a 3 meses: cuatro a seis veces por día.

De 4 a 6 meses: tres veces al día.

De 7 a 14 meses: dos veces por día.

De 15 meses en adelante una vez al día o dos, si pesa más de 20 Kg.

Como medida fundamental, es conveniente saber que nunca debe faltarle agua fresca. Siempre hay que dejarle a su disposición un recipiente que deberá tener la higiene correspondiente y le permita al perro tomar la cantidad de agua que necesita.


      Embed

Comentarios Facebook