sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
22 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Denuncian nueva modalidad de ataque con burundanga

0
Comentarios


Dos hermanas que fueron abordadas, alertaron que falsos vendedores ambulantes de perfumes rocían a las mujeres con fragancias que producen los efectos narcóticos de esa droga, para robar o violar.

Denuncian nueva modalidad de ataque con burundanga
Foto:

Una nueva modalidad de ataque sexual con "burundanga", en la que falsos vendedores ambulantes de perfume rocían a las mujeres con sospechosas fragancias que producen efectos narcóticos, fue denunciada en las últimas horas en la localidad de Quilmes, donde las víctimas resultaron violadas y robadas.

Las principales denuncias fueron realizadas por dos hermanas de 19 y 21 años, quienes alertaron de esta nueva modalidad de ataque con "burundanga" en la plaza de la estación ferroviaria de Quilmes.

Allí, según las denuncias, supuestos vendedores callejeros de perfume impregnan a las mujeres con sospechosas fragancias que producen los síntomas de la temida droga que se utiliza para agresiones sexuales o robos.

Las hermanas Camila y Julieta Benítez aseguran que días atrás fueron hasta el centro de Quilmes para pagar una factura y cuando se dirigían a una parada de colectivos fueron interceptadas por un presunto vendedor de perfumes.

Camila y Julieta aseguran que el desconocido las abordó y de inmediato roció distintas fragancias en la muñeca de una de ellas mientras le pedía a su hermana que le sostuviera las cajas.

"Me llamó mucho la atención que al lado de este sujeto había estacionada una camioneta blanca, pero en ese momento no le di importancia", relató Camila.

"De repente sentí un fuerte mareo y quise sacar el celular del bolsillo, pero no podía. Cuando la observé detenidamente a mi hermana, estaba pálida y ni se movía. Entonces la tomé del brazo y comencé a correr", detalló.

Camila terminó arrastrando a su hermana hasta una perfumería cercana. "Entramos al local asustadas. Julieta estuvo veinte minutos quieta, casi sin hablar. Le toqué el corazón y tenía taquicardia. También le temblaban las piernas y sentía fuertes mareos. Cuando se le pasó me aseguró que se había sentido como anestesiada".

Finalmente, la joven reveló que el falso vendedor de perfumes desapareció del lugar. "Debía tener unos 30 años, pelo corto con ondas y en el ojo izquierdo una mancha roja, como si se hubiese lastimado".

La policía de Quilmes está investigando ésta y otras denuncias similares que hicieron otras mujeres, pero hasta el momento no logró localizar al o los supuestos vendedores de perfumes.


      Embed


Comentarios Facebook