domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
22 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

La campaña bonaerense: el voto “vergonzante” y el voto “útil”

0
Comentarios


Cierta ansiedad que destilan los dirigentes se contrapone con la actitud de la ciudadanía, entre indiferente y saturada, y no termina de definir un resultado para el próximo domingo.

La campaña bonaerense: el voto “vergonzante” y el voto “útil”
Foto:

La campaña electoral por la gobernación del principal distrito de la República está llegando a su fin y cierta ansiedad que destilan los dirigentes se contrapone con la actitud de la ciudadanía, entre indiferente y saturada, y no termina de definir un resultado para el próximo domingo.

Como nunca, nadie se arriesga a confirmar un resultado, ni siquiera en la provincia de Buenos Aires donde las primarias mostraron un potencial del FpV que alcanzó el 40,40% de votos contra los 29,95 que juntó Cambiemos; se explica porque el candidato ganador de la compulsa dentro del espacio oficialista, Aníbal Fernández, sólo logró el 21,21 %.

Pero también está la campaña de estos dos meses. Daniel Scioli y Aníbal Fernández esquivan actividades juntos y rara vez se los ve en una misma foto. La táctica se recorta clara en el escenario: Scioli sale a pescar afuera y Fernández se encarga de contener los grupos que más empatía cultivaron durante estos años con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Pero hay dudas sobre la eficacia en la práctica de esta táctica, ni uno ni el otro se terminan de consolidar en ese rol, nadie asegura nada y resignados esperan los "bocas de urnas" para empezar a definir sus destinos.

En el oficialismo comienzan a deslizar que habrá un voto "silencioso" o "vergonzante" que no se registra en las encuestas, que terminará por aportar esos puntos que le permitirán superar el 40%, pues están seguros de tener diez de ventaja sobre el segundo, Mauricio Macri. En Cambiemos entienden que el voto "útil" ya se está manifestando y que el balotaje está prácticamente asegurado: "ni hay 10 % de ventaja, ni llegan al 40 %", aseguran por las dudas.

En campaña, Aníbal Fernández, parece darse por hecho con sus conferencias matinales, como jefe de Gabinete, mientras evita cuestionar la gestión de Scioli, pero tampoco se esfuerza por destacarla. De hecho, ha dejado en claro que no evalúa retener a ningún sciolista, sino todo lo contrario. Los equipos que anticipó para poner a trabajar en caso de ganar se nutren de actuales funcionarios del gobierno nacional o de referentes críticos de la actual gestión bonaerense, tal es el caso de Hugo Cañón, un referente de los derechos humanos que renunció a la presidencia de la Comisión Provincial de la Memoria el año pasado.

Además, el candidato a la gobernación bonaerense por el FpV no planea realizar un cierre de campaña provincial, sino acoplarse al despliegue que mostrará al postulante oficialista a la presidencia, Daniel Scioli, en el Luna Park, junto a Zannini y el primer candidato a diputado nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y actual ministro de Economía Axel Kicillof.

Y si de cierres de campaña hablamos, la que marcará diferencia es María Eugenia Vidal, la candidata a la gobernación por Cambiemos, que volvió a reiterar que "en la provincia la opción es entre Aníbal Fernández o yo; y la gente tiene que saber que acá no hay segunda vuelta".

El cierre bonaerense de Vidal será por el Conurbano, donde Vidal debe luchar contra la supremacía del FpV e intentar hacer "explotar" la boleta de Cambiemos.

Con el formato de caravana, la candidata recorrerá un circuito que la llevará por diversos distritos de la primera sección electoral y la tercera. Irá por Pilar, Hurlingham, Tres de Febrero y Morón, y luego por La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora y Almirante Brown, entre otros. En cada municipio, hará una parada con el candidato local de Cambiemos, donde firmará un compromiso de gestión adecuado a cada comuna. Luego tomará un avión hacia Córdoba, donde participará del acto del cierre de la formula nacional, programado para las 19.

El candidato de UNA, Felipe Solá, se enganchará con el cierre de su postulante a la presidencia, Sergio Massa. Será también hoy, a las 19, en el Museo de Arte de Tigre. Antes de esa actividad, tendrá varias entrevistas radiales, y alguna presencia en programas de TV.

En el caso de Jaime Linares, el postulante a la gobernación por el espacio Progresistas, el cierre de su actividad proselitista será bastante más sencillo, en sus pagos de Bahía Blanca, y como quien dice a media luz.

Néstor Pitrola, el candidato a la gobernación por el FIT, seguirá la línea de cierre junto a la fórmula nacional. Nicolás Del Caño y Myriam Bregman, en compañía de Pitrola se ubicarán en la esquina de Callao y Corrientes, a partir de las 17.30, para realizar el cierre de campaña nacional y provincial.

Disputas I

Los operadores andan con sus propias encuestas y hay para todos los gustos, pero entre los laboratorios de los diferentes espacios políticos hay algunas coincidencias. Tanto en el FpV como en Cambiemos reconocen que en cuatro distritos de Conurbano hay disputa a "bandera verde".

Por un lado, está el caso de Lanús, donde el triunfo de Julián Alvarez está por verse. En el FpV siempre fueron conscientes de que este era un territorio a volver a conquistar, por ello corrieron al actual mandatario Darío Díaz Pérez a la lista de senadores provinciales y jugaron un crédito joven, como es el caso del actual funcionario del Ministerio de Justicia de la Nación. Pero enfrente está un candidato como Néstor Grindetti, con una fuerte impronta PRO, pero que ha sabido incorporar aliados a lo largo del tiempo, y también marcó distancia cuando alianzas provinciales lo empujaban hacia lugares no deseados.

En ambos laboratorios creen que el caudal de votos que retiene el tercero en discordia, el candidato de UNA Nicolás Russo, conspira contra el crecimiento de Grindetti y por extensión favorece a Álvarez. Pero nadie sabe cuánto puede finalmente retener Russo.

En Morón, en principio la ventaja mínima favorece al candidato de Cambiemos Ramiro Tagliaferro, sobre el actual oficialismo que presenta, con el sello del FpV, a Hernán Sabbatella. Tagliaferro es el esposo de María Eugenia Vidal y Hernán es el hermano de Martín Sabbatella, el candidato a vicegobernador del FpV que desde 1999 es el jefe político de la comarca. Vidal empuja la boleta de Cambiemos con grandes bríos en el distrito y 16 años de sabbatellismo perecen estar haciendo mella en la ciudadanía.

El histórico referente peronista del primer cordón Oeste del Conurbano bonaerense, Hugo Curto, a sus 77 años pretende extender su vigencia por 28 años al frente de la municipalidad de Tres de Febrero, pero tendrá que revalidar títulos ante el candidato de Cambiemos, Diego Valenzuela, que demostró en las primarias que buena parte de la ciudadanía lo visualiza como una alternativa real en un distrito que parece buscar un cambio. Curto no se entregará, pero Valenzuela no solo alcanzó un cierre armónico entre los aliados de Cambiemos, sino que además fue por referentes que no estaban dentro del espacio y logró polarizar con el histórico mandamás. Habrá que ver qué pasa el domingo allí, en las primarias hubo unos 3 mil votos de diferencia a favor de Curto, pero estamos hablando de un padrón que araña los 300 mil habilitados para votar.

Por último, volvemos al Sur. El actual intendente de Quilmes y candidato del FpV Francisco Gutiérrez y el candidato de Cambiemos Martiniano Molina, según coinciden en ambos campamentos electorales, también protagonizan una disputa electoral con final abierto. Aquí también juega un papel secundario aunque definitorio el candidato local de UNA, Walter Queijeiro. Las primarias arrojaron un 27 % para Molina, 23 % para Gutiérrez y 18 % para Queijeiro; en la compulsa interna Gutiérrez se impuso ante la lista que azuzó Aníbal Fernández, que obtuvo un 18 % de los votos. Los analistas sostienen que esos votos están en disputa, que no van automáticamente a Gutiérrez, que se reparten entre los tres, aunque no en las mismas proporciones; pero Molina parte con una ventaja de 15 mil votos respecto de Gutiérrez.


Disputas II

También hay coincidencias por disputas que protagonizan dos intendentes que revisten en la Alianza Transitoria UNA y los candidatos del FpV.

En San Miguel, Joaquín De la Torre no se da por vencido y apela abiertamente al corte de boleta para lograr revertir la tendencia que se esbozó en las primarias respecto del candidato a intendente del FpV Franco La Porta. El oficialismo local admite que corre de atrás, pero aseguran que no hay más de dos puntos de diferencia, "totalmente revertibles". También se muestran convencidos de que es el "efecto Massa" lo que le hace perder volumen electoral a De la Torre, por ello la fuerte apelación al corte de boleta.

Pero además no hay buenas noticias para el intendente: en el último tramo de la campaña, la concejal Carina Chilaverth, que ingresó por la lista del FR en 2013, decidió incorporarse al FpV y acompañar a La Porta de cara a las próximas elecciones.


      Embed

Comentarios Facebook