jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Redes sociales
23 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

¿Está mal darse de baja en un grupo de WhatsApp?

Christian Nobile
0
Comentarios
Por Christian Nobile


Una de las tendencias favoritas en el universo "whatssappero" es la de armar conversaciones grupales. Sin embargo, en reiteradas ocasiones, estas no suelen tener el feedback esperado

¿Está mal darse de baja en un grupo de WhatsApp?
Foto:

Aquellos que suelen usar mucho su teléfono y sobre todo el Whatsapp seguramente se identificaran con el título de la nota: ¿quién no se dio de baja alguna vez o sintió ganas de hacerlo? El tema es indagar en si esta actitud puede ser calificada como de "mala onda", en el contexto de la micro comunidad digital, de la cual nos han invitado a formar parte.

Lo primero que debemos hacer es preguntarnos: ¿qué lleva a alguien a crear un grupo? En general puede tener dos razones: una "práctica" - la gente necesita comunicarse por objetivos puntuales- como por ejemplo trabajo, facultad, un proyecto; o una más "teórica", donde la idea es más que nada intercambiar cuestiones efímeras como ideas, chistes, comentarios, opiniones. Estos suelen involucrar amigos, familiares, compañeros

En este punto, hay que señalar que uno de los principales temas de conflicto suelen aparecer cuando alguno de los miembros tiene una actividad demasiado intensa; escribe, comenta, manda fotos, videos, emojis, una actitud que suele generar, en privado, el malestar del resto de los miembos que, o bien no usa mucho la app, o simplemente la utiliza para trabajar. Acá se da el típico caso de "incompatibilidad de intereses": mientras que para uno es diversión, para el otro significa trabajo. 

      peineta-whatsapp3.jpg

Lo que sigue entonces es: silenciar el grupo, o bien la baja definitiva

Ahora: ¿queda mal bajarse? ¿Es de "mala onda" salir del grupo? Sin duda que no, y más aún cuando nos incluyen "de prepo". Lo mismo sucede cuando se da a la inversa; el administrador, por diferentes motivos, decide darle la baja a uno de los miembros, asumiendo así la voz del resto y dejando claro que en dicho grupo la línea editorial es "otra".

En mi experiencia, tengo de las tres opciones: me di de baja (por la insistencia de los mensajes), me han dado de baja (por diferencias políticas) y he silenciado en reiteradas ocasiones varios grupos -en promedio una semana- porque tampoco hay que ser tan duro: no vaya a ser cosa uno se levante "sociable" y no tenga un grupo del cual sentirse parte, o al menos, un poco "escuchado".

      Embed

Comentarios Facebook