sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
AFA PASILLOS
27 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Aunque estén viejos, los zorros no pierden las mañas

Yacaré Doria
0
Comentarios
Por Yacaré Doria


La última asamblea de AFA tuvo a la prensa como rehén de una movida de la vieja guardia de comunicación, previa al desembarco de Tinelli, y un relato que disfrazó al zorro de cordero

Aunque estén viejos, los zorros no pierden las mañas
Foto:

El pase coreográfico de las asambleas no tiene espacio para la improvisación: es gracioso y poco ameno el modo en que se trata. -Señor Secretario, dado que todos los asambleístas tienen el escrito ¿Es necesario que lo lea?-, le preguntó el presidente de Nueva Chicago, Daniel Ferreiro, a Miguel Angel Silva, quien no perdió la solemnidad pese a que la noche anterior habían brindado con Luigi Bosca en la cena Segurista que se desarrolló en Camioneros. -Sí, señor asambleísta, debe pasar lectura-, le contestó.

Pese a que todo estuvo guionado, ninguno de los peso pesados -pesadísimos- que dirimen la cuestión de poder en AFA -Hugo Moyano y Marcelo Tinelli, claro- se la perdieron y estuvieron allí presentes. Pese al libreto estudiado, la yunta histórica de prensa de Viamonte dio la orden de no dejar ingresar al periodismo al recinto y apenas 40 minutos antes del inicio, terminó la veda. Y allí quien mejor pronuncia las ciudades de Sudáfrica se colgó la medalla del ingreso irrestricto. Mentira.

Además, hubo un operativo de seguridad que siguió hombre a hombre a cada periodista que se movió por el predio y en el ingreso estuvo "gente del palo": las acreditaciones estuvieron a cargo de fútbol playa, que tantas estrellas le aportan al escudo de la asociación.

Los Tinelli Boys, absortos ante el impedimento, tenían todo dispuesto para transmitir en directo la asamblea mientras la vieja guardia seguramente buscaba el "interruptor" de Internet para impedirlo. Sucede que en la previa de la puesta en escena de los asambleístas, en los dos bandos hubo roces y los guardianes de las formas y el secreto no querían testigos. Desde las filas de Segura, hubo un intento por romper lo acordado y someter a votación otras cuestiones. Por eso la tensión y la presencia de Moyano y Tinelli a algo tan desabrido como ese banquete que ya estaba cocinado hacía días.

Pero del lado de Tinelli también tuvieron que frenar un intento "purista": algunos asambleístas querían votar en contra del balance. Fue dura la negociación, porque algunos muchachos del interior estaban inflexibles con la postura. Pero primó el espíritu de cuerpo, porque los numeritos estaban acomodados por el Tesorero, que juega para el Animador pero firma los cheques en la trinchera enemiga.

El intermedio entre la asamblea extraordinaria y ordinaria sirvió para que los dirigentes e invitados se mezclen, sin divisiones políticas ni mucho menos. Rubén Raposo, el gerente de finanzas, firmador de cheques de Don Julio de la Primera hora, le convidaba café a Alicia López, la veedora que Servini de Cubría puso en AFA para investigar la denuncia de lavado de dinero del Fútbol Para Todos.

Ahora empieza la parte más intensa de la guerra. A poco más de un mes de las elecciones existen dos escenarios: o los bandos se someten a una votación con vencedores y sin lugar para los vencidos; o los dos concilian posiciones y se acomodan en la próxima AFA. Empiezan por la primera opción y si alguno de los dos no quiere morder el polvo, levantará el pañuelo blanco y se acomodará en algún piso de Viamonte, donde algunos zorros tienen madriguera.

      Embed



Comentarios Facebook