sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
General
27 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Características de las adultas mayores en Argentina

0
Comentarios


Son el 58% de las personas de 65 años y más. El 44% están casadas o en pareja y el 38% son viudas. El 43,7% dice que su salud es buena; 12%, muy buena. Consumen más tranquilizantes que los varones.

Características de las adultas mayores en Argentina
Foto:

El 10,2% de la población del país tiene 65 años y más, sector que está compuesto por el 58,53% de mujeres y el 41,46%, varones. Ellas tienen una esperanza de vida de siete años más que ellos. El 44% están casadas o en pareja y el 38% son viudas. El 59,3% de las adultas mayores considera que su salud es de buena a excelente; sin embargo, entre las personas mayores que tienen dependencia básica, las mujeres duplican a los varones.

Una de las explicaciones de la sobrevida de las mujeres es que tienen más conciencia de la prevención de las enfermedades, concurren más al médico y cumplen con los tratamientos.

Datos de la Encuesta Nacional sobre Calidad de Vida de Adultos Mayores 2012 (ENCaViAM) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) con la colaboración de la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores (DINAPAM) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación señalan que respecto a la autopercepción de salud:

El 59,3% de las mujeres de 60 años y más encuestadas considera que su salud es de buena a excelente: el 43,7% buena; 11,8% muy buena; 3,8% excelente. Sin embargo, el 33,5% respondió que su salud es regular, y el 7,2% mala.

En el caso de los varones mayores, el 59,5% dijo que su salud es de buena a excelente: el 40,9% buena; 12,1% muy buena; 6,5% excelente. En tanto, el 34,6% consideró que su salud es regular; y el 6%, mala.

Si bien en estas respuestas no hay diferencias significativas según sexo; sí aparecen en la indicación de medicamentos en el último mes. El 57,1% de las mujeres mayores contestó que le indicaron medicamentos contra el 45% de los varones.

Asimismo se registró que ellas consumen tranquilizantes en una proporción algo mayor que los varones: el 35,5% de las mujeres mayores contra el 23,7% de los hombres.

Respecto si recibieron un diagnóstico de depresión en el último año, se destacó que las mujeres duplican su presencia a los varones: el 10,3% de ellas contra el 5,5% de ellos.


La dependencia

Además se observó que la dependencia para las actividades básicas -desplazarse por sus propios medios en su casa, alimentarse, bañarse o vestirse, entre otras- está feminizada: la presenta el 12,2% de ellas contra el 5,9% de los hombres.

También las mujeres tienen una mayor presencia relativa en la dependencia instrumental -hacer las compras, preparar comidas calientes, hacer las tareas del hogar, viajar en transporte público, manejar el dinero, entre otras-: el 26,5% presenta al menos una de las limitaciones; mientras que de los varones, el 15,7%. La diferencia se amplía con la edad:

* Entre las mujeres de 60 a 74 años, el 16,1% tiene dependencia instrumental; contra el 11,5% de los varones del mismo rango de edad.

* Entre las mujeres de 75 años y más, el 48,8% presenta dependencia instrumental; contra el 28,1% de los varones.

"En las edades más avanzadas las mujeres están claramente sobrerrepresentadas en este indicador, probablemente por su mayor sobrevida", se explicó en la ENCaViAM.

Estado civil

Acerca de la situación conyugal se detalló que menos de la mitad (el 44%) de las mujeres mayores están casadas o en pareja y el 38% son viudas contra el 73% de los varones que se encuentran casados o en pareja, y el 10,7% que son viudos.

De las mujeres mayores: el 40,1% está casada; el 3,8% en pareja; el 38,6% viuda; el 8,9% divorciada; el 8,5% soltera.

De los varones mayores: el 63,7% está casado; el 9,3% está en pareja; el 10,7%, viudo; el 8,5% divorciado; el 7,8% soltero.

Además se indicó que "el 87,5% de los varones mayores se declara jefe de hogar mientras que las jefaturas femeninas se incrementan significativamente con la edad, posiblemente a causa de la viudez".

En tanto, por el modelo familiar patriarcal, ellas quedaron relegadas al ámbito doméstico, siendo cuidadoras familiares, teniendo menos posibilidades de seguir una profesión o desarrollarse en un oficio, trabajando en negro y/o cobrando menos que los varones por la misma tarea, habiendo aportado pocos años o ninguno para su jubilación.

Según datos de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) solicitados por este diario: el 73% de las personas incorporadas en el primer Plan de Inclusión Previsional son mujeres; y el 83%, en el segundo Plan de Inclusión Previsional.

Visibilizar

Recientemente se realizó el Primer Seminario Internacional sobre Género y Diversidad Sexual en la Vejez, en la Cancillería argentina, donde especialistas nacionales y extranjeros analizaron las desigualdades sociales de las mujeres, la invisibilización de las personas mayores lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI), entre otros temas.

La actividad fue organizada por la DINAPAM y la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Voluntariado y tiempo libre

El 15% de las personas mayores que participaron de Encuesta Nacional sobre Calidad de Vida de Adultos Mayores presta algún servicio de forma voluntaria o gratuita a una organización, "con una leve sobrerrepresentación de las mujeres".

Entre las organizaciones se encuentran: iglesias o templos con el 50,9%; centro de jubilados/as, 15,3%; hospital/salita, 10,1%.

Por otra parte, sobre el uso del tiempo libre, las mujeres mayores contestaron:

El 61,1% realiza habitualmente actividades de jardinería, tejido, repostería o similares.

El 61% se encuentra con amigos/as para charlar, tomar café, comer algo juntos/as.

El 24% concurre al cine, teatro, conciertos, museos, entre otros.

El  22% se reúne con otras personas para jugar a las cartas, dominó, burako, entre otros.

SEXUALIDAD

En la Encuesta Nacional de Calidad de Vida de Adultos Mayores (ENCaViAM) se registró que las mujeres de 60 años y más creen menos que sus pares varones en la posibilidad de enamoramiento en la vejez:

El 58,7% de las adultas mayores piensa que es posible enamorarse en esa etapa.

Mientras que el 67,8% de los varones contestó afirmativamente.

Acerca de la actividad sexual entre personas mayores, las mujeres de 60 años y más lo consideraron menos posible que los varones. Sin embargo, las respuestas afirmativas sigue siendo elevadas derrumbando los prejuicios sobre la sexualidad en la vejez:

El 72,8% de las adultas mayores cree en la práctica sexual entre personas mayores.

El 84,4% de los varones respondió afirmativamente.

Trabajo de cuidado no remunerado y redes de ayuda

Una de cada cuatro personas mayores cuida a algún niño del entorno familiar o cercano sin recibir pago, se destacó en los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad de Vida de Adultos Mayores.

El grupo de personas de 60 a 74 años son quienes más participan de ese trabajo no remunerado en un 28% contra un 11% de las personas de 75 años y más. "Son las mujeres las que tienen mayor presencia en este tipo de ayuda", se remarcó.

En tanto, acerca de quiénes reciben ayuda los adultos y adultas mayores se indicó que "el apoyo prestado por las hijas es más intenso y diversificado que el prestado por los hijos".

Quedando de esta manera en evidencia un modelo machista familiar, donde las mujeres son quienes efectúan trabajo no remunerado.

Al ser consultados sobre la realización de tareas de cuidado habitual de algún niño del entorno familiar o cercano sin recibir pago, el 27,1% de las adultas mayores y el 17,8% de los varones contestaron afirmativamente.

Se señaló que "los adultos mayores más jóvenes son quienes más participan en esta tarea, con un 28%, contra un 11% entre los de edad más avanzada. Son las mujeres las que tienen mayor presencia en este tipo de ayuda".

En referencia a la persona que principalmente ayudó al adulto/a mayor en las actividades cotidianas: el 38,2% respondió la hija mujer; el 26,1% el hijo varón; el 22,8% vecina/o, amiga/o, nieta/o; el 5,3% otro/a; el 4,9% hermana/o; el 2,6% nuera; 0,2% yerno.

En tanto, en el Primer Seminario Internacional sobre Género y Diversidad Sexual en la Vejez, la directora nacional de Políticas para Adultos Mayores, Mónica Roqué, señaló que las mujeres "han sido un subgrupo vulnerado a lo largo de toda la vida y esto se potencia en la vejez".

Asimismo manifestó: "Quisimos visibilizar estos temas, que se vean porque existen, ponerlos en agenda".

      Embed



Comentarios Facebook