sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
29 | 10 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

El desafío histórico de Vidal al frente del Ejecutivo bonaerense no tiene prisa

0
Comentarios


No apura el tranco para desembarcar en la gobernación, luego de haber dado la segunda gran sorpresa a la política provincial,

El desafío histórico de Vidal al frente del Ejecutivo bonaerense no tiene prisa
Foto:

La flamante gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal no apura el tranco para desembarcar en la gobernación, luego de haber dado la segunda gran sorpresa a la política provincial, dominada por el peronismo en los últimos 28 años.

El que fuera candidato a gobernador del FpV, el actual jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, parece comenzar a repartir culpas por la derrota que sufriera en las urnas, acción que complica aún más el último tramo de la campaña nacional para el oficialismo. Lo cual disparó una rápida reacción del jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez. La idea del sciolista es encontrar "sintonía fina" para la campaña, un reto del que creen poder salir victoriosos.

Mientras tanto, los jefes territoriales del oficialismo, principalmente los del Conurbano, ya comenzaron a reagruparse para "encarar gestiones" con un gobierno provincial que no será de su mismo signo político.

Además, dejan trascender algunas definiciones políticas importantes en el ámbito partidario, pues ya está en agenda de los jefes territoriales una "reorganización partidaria" que tratará de no repetir disputas internas que hasta ahora se mantuvieron medianamente invisibilizadas. "La Cámpora tendrá que entender que también hay que escuchar y algunos dirigentes tendrán que dar un paso al costado", dijo alguien que participa de estas conversaciones.

Resulta algo extraño que dirigentes peronistas ya estén pensando en una restructuración cuando han pasado tan pocas horas de la elección y resaltan que el fin del ciclo en provincia también implica un fin de ciclo del funcionamiento del PJ bonaerense que conduce actualmente el intendente Fernando Espinoza.

Por otro lado, la flamante gobernadora electa de la provincia de Buenos Aries María Eugenia Vidal seguirá en campaña acompañando a Mauricio Macri en la provincia y fuera de ella, y al mismo tiempo comenzará a establecer contactos con la gestión de Scioli para comenzar la transición.

Los principales gremios docentes de la provincia ya adelantaron que no habrá contemplaciones. La secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses, Mirta Petrocini, afirmó que "tenemos en claro que nuestros reclamos irán con la misma firmeza y en la misma dirección que llevamos todos los años"..

El secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel, estimó que "sería bueno" que la gobernadora electa convocara a los gremios docentes antes del 10 de diciembre y aclaró, por las dudas, que "no queremos el modelo educativo de la Ciudad en Provincia".

El intendente de Ensenada, Mario Secco, frontal como es su estilo, le advirtió a la futura gobernadora, lo que algunos entendieron como una amenaza, que "se le va a poner jodido gobernar". Pero luego Secco explicó que en la provincia "tenés que hacer milagros con los presupuestos y tener vocación de servicio", aclaración que no quedó despojada de chicanas políticas de las que abundan en la comunicación cotidiana bonaerense.

Mientras tanto la lluvia de nombres para integrar el gabinete de Vidal tomó un ritmo vertiginoso. Y la futura titular del Ejecutivo mostró capacidad de reacción. Designó a sólo dos colaboradores directos para establecer contacto con la actual gestión: el jefe del equipo económico durante la campaña, Hernán Lacunza, y otro colaborador directo en su estadía porteña Federico Salvi como los encargados de la transición ordenada. Y luego Lacunza salió como quien dice a explicar sin dramatismo la situación provincial.

"Hubo un primer contacto para designar a los interlocutores, todavía no nos hemos juntado, pero ya hicimos contacto y supongo que en esta semana nos vamos a juntar", dijo el posible futuro ministro de Economía bonaerense y sostuvo que "no es hora de hacer críticas a ninguna administración, es hora de ponernos a trabajar".

No obstante, Lacunza detalló que actualmente la provincia tiene un gasto rígido de cerca del 92 por ciento, y un presupuesto de 150 mil millones, aunque "este año va a terminar gastando bastante más que eso", alrededor de "280 mil millones".

Además, sostuvo que heredarán "un déficit de 15 mil millones". "Este año el gasto, típico de año electoral, está creciendo bastante más que los ingresos, un 40 por ciento anual y nos ocupa esa situación", concluyó.


Movida al Oeste

El candidato a presidente del FpV, Daniel Scioli, se reunió con un grupo de jóvenes intendentes que resultaron electos en distritos importantes del Conurbano para coordinar acciones de campaña de cara al balotaje.

Se trata de un grupo de dirigentes nuevos para varios municipios, algunos de los cuales lograron derrotar a intendentes históricos del Conurbano, que llevaban más de 20 años en el poder. Salvo Gabriel Katopodis, el intendente de San Martín, que después de su militancia en el FR volvió al FpV y fue reelecto en su municipio, son todas caras nuevas.

Los jóvenes, a los que apelará Scioli para apuntalar su campaña en el Conurbano en las próximas semanas, son Ariel Sujarchuk, intendente electo de Escobar; Mariano Cascallares, de Almirante Brown; Juan Zabaleta, de Hurlingham; y Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas.

Sujarchuk logró reemplazará a Sandro Guzmán, que llevaba gobernando Escobar desde 2007, con un breve paso por el massismo.

Juan Zabaleta fue el verdugo del histórico intendente de Hurlingham Luis Acuña, que llevaba catorce años en el poder, mientras que Leonardo Nardini hizo lo propio en Malvinas Argentinas, al destronar a Jesús Cariglino, instalado en el municipio desde 1995.

Cascallares es el titular del Instituto de Previsión Social (IPS) y concejal en Brown, y se impuso con el 43 por ciento de los votos en el municipio donde supo brillar el diputado nacional Darío Giustozzi.

Movida al Sur

El peronismo oficialista, a pesar del golpe, sigue siendo fuerte en la tercera sección electoral y los muchachos no pierden tiempo. Los intendentes poderosos que quedaron en pie ya realizaron su primera tertulia y analizaron la hipótesis de tener que gobernar en un contexto donde el gobierno provincial y tal vez el nacional, "no serán nuestros". La conclusión apareció al instante, tenemos que tener una "estrategia" e interlocutores, en principio, en el gobierno provincial.

A la mesa se sentaron aquellos que tienen una trayectoria común en los últimos cuatro años: Martín Insaurralde de Lomas de Zamora, Jorge Ferraresi de Avellaneda, Fernando Gray de Esteban Echeverría y Patricio Mussi de Berazategui, todos ellos reelectos y al menos con una gestión a cuesta.

Más allá de las cuestiones de gestión, también se habló de política y del cambio que en principio está planteado en provincia. La decisión, prácticamente quedó tomada: el también reelecto intendente de Florencio Varela Julio Pereyra no será la voz cantante de los intendentes de la región, aunque será considerado como "la vieja guardia" junto a Alejandro Granados de Ezeiza. La flamante intendenta Verónica Magario de La Matanza y Mariano Cascallares de Almirante Brown, serán bienvenidos al club, pero en su condición de primerizos.

Nombres legislativos

Gran expectativa por ver quién se queda con el premio mayor en la Cámara de Diputados bonaerense.

Repasemos. Está la palabra de la flamante gobernadora electa María Eugenia Vidal, como resulta obvio; también se escucha la voz del "jorgismo", la tropa del reelecto intendente de Vicente López, Jorge Macri y, por último, el "emilismo", es decir el grupo que comanda el electo diputado nacional Emilio Monzó.

Esos grupos macristas tienen nombres propios en la Cámara baja provincial. La futura gobernadora tiene en el diputado Manuel "Manu" Mosca la extensión física en la Cámara baja, pero algunos especulan con un destino en el Ejecutivo.

El jorgismo está representado por el actual secretario de Gobierno de Vicente López y electo diputado, cabeza de la primera sección, Cesar Torres; y Nicolás Daletto, electo al tope de la lista de la cuarta sección electoral, el noroeste provincial, es el portavoz del emilismo. Por último, un nombre que no puede dejarse de lado es el del histórico diputado del PRO en el recinto, Orlando Yans. De los cuatro nombres fuerte macristas, Yans es el único diputado que tiene experiencia en los pasillos legislativos de diputados, aunque sus sustentos políticos no parecen fortalecidos en esta instancia.

Pero ni el PRO ni en Cambiemos tienen en claro la hoja de ruta que seguirán en la Legislatura por estas horas. Buscarán un entendimiento con la primera minoría, el FpV, o mirarán al resto de los integrantes del cuerpo, donde brillan los massistas.

      Embed


Comentarios Facebook