sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
01 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Pareja condenada a 11 años por crimen en robo

0
Comentarios


Entraron a la casa de un matrimonio, para robarles y los sedaron con medicamentos que colocaron en bebidas que les dieron, pero una de las víctimas murió intoxicada.

Pareja condenada a 11 años por crimen en robo
Foto:

Una abogada y un ex policía de la Provincia de Buenos Aires fueron condenados a 11 años de prisión por asesinar en un robo a un hombre en el barrio porteño de Recoleta en el año 2004.

Se trata de la abogada Silvina Maquiera y del ex policía Diego Di Bella, que estuvieron prófugos durante diez años y recién fueron detenidos en enero de 2014.

La pareja, junto a una cómplice que ya había sido condenada, entraron a la casa de un matrimonio, para robarles y los sedaron con medicamentos que colocaron en bebidas que les dieron, pero una de las víctimas murió intoxicada.

La condena fue dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 22 integrado por los jueces Angel Nardiello, Sergio Paduczak y Cecilia Maiza, y coincidió con la pena solicitada por el fiscal Marcelo Martínez Burgos, que estuvo a cargo de la investigación.

El hecho ocurrió el 30 de julio de 2014 y como resultado de la droga que los condenados colocaron en bebidas, Oscar Manti falleció. Durante 10 años Maquiera y Di Bella estuvieron prófugos, hasta que en enero de 2014 fueron detenidos en la ciudad de San Carlos de Bariloche.

Según indicó el portal Fiscales.gob.ar, ambos ya habían sido condenados por el Tribunal Oral Federal de General Roca por la tenencia ilegítima de documentos de identidad.

Maquiera había adulterado los DNI de uno de sus hijos para poder inscribirlo en el jardín de infantes.

La otra condenada fue Eva Leonor García, que recibió la sentencia por este crimen en el año 2006 y que registra varias condenas por hechos similares.

El día del robo, los condenados llegaron a la ferretería de las víctimas y haciéndose pasar por viejos conocidos, convencieron al matrimonio que los invitara a cenar.

Durante esa reunión, la víctima fatal tomó varias copas de vino, en las que los acusados pusieron benzodiacepinas, un medicamento que actúa sobre el sistema nervioso central y que tiene un efecto sedante.

Como la mujer también había tomado, quedó inconsciente como su esposo y en ese momento, los delincuentes aprovecharon y se llevaron de la vivienda 30 mil dólares, un revólver, una videocasetera, un teléfono celular así como carteras, tapados de piel, relojes, cosméticos y hasta un juego de cubiertos. Al día siguiente, se determinó que el hombre murió por "sobredosis de benzodiacepinas".

Durante el juicio, la mujer reconoció a los condenados como las personas que cenaron con ellos aquella noche.

      Embed

 


Tags

Comentarios Facebook