sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Participación

"El hilo se corta por lo más delgado"


Señor director:

¿Es una muestra de debilidad o cobardía, retroceder? Por no aceptar los consejos de los que sabían, Hitler perdió la guerra en Stalingrado, al no retroceder el ejército de Paulus, y aquí estamos igual, no se quiere retroceder y se perderá. Se insiste con las retenciones y no leen las revistas internacionales... Esta bonanza de las "commodities" tendrá su fin. Es que o caen los valores de ella o caen las economías de los países ricos. ¿Hay opción diferente? Bien sabemos que el hilo se corta por lo más delgado. ¿Quién caerá? Y habremos perdido el tren nuevamente. Hace casi medio siglo, se creó el síndrome del "regalito" y "compra de voluntades" y se despilfarró todo el oro acumulado. Hoy el oro solo lo vemos en películas. Por orgullo no se retocó el dólar por el 80 y se salió con la cola entre las piernas. Por vanidad y orgullo se mantuvo a rajatabla al valor de 1 y 1, sabiendo que era una irrealidad. ¿Y ahora? Los muros jamás han dado utilidad, pero la gente insiste. El de Berlín, la cortina de hierro, el muro que separa a árabes e israelitas y últimamente México y Estados Unidos. Todos caen. Pero se insiste.

Felipe J. Enrich
DNI 92.343.888

      Embed


Comentarios Facebook