martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Gremios
02 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

¿Cómo se moverá el mapa sindical tras el 25 de octubre?

0
Comentarios


Los dirigentes sindicales están dispuestos a recuperar el protagonismo perdido durante la década kirchnerista e inquietos por el escenario posterior al recambio presidencial. Los resultados de las elecciones abren una gran incógnita. Por el momento, las tres CGT aceptaron integrar una “mesa” con todos los sectores hasta octubre del año próximo, momento en que llevarán a cabo la reunificación.

¿Cómo se moverá el mapa sindical tras el 25 de octubre?
Foto:

Los sindicalistas avanzaron con las negociaciones de unidad. Buscan la presencia de todos los sectores en el plenario de secretarios generales que se realizará en diciembre de este año con el fin de marcar el rumbo del sindicalismo peronista. El plan es formar una mesa con todos los sectores pero sin que dejen de existir las tres CGT que lideran Antonio Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. Cada CGT mantendrá su estructura pero el fin último es que el control político del sindicalismo esté liderado por una mesa que represente a todos.

Treinta gremios avanzaron en las negociaciones para reunificar a la central obrera a partir de 2016. La futura CGT no estará liderada por los actuales referentes de las tres vertientes. Moyano dejará el sillón de mando de Azopardo siempre y cuando quede como garante de la unidad.Sería una salida  digna para el líder camionero que hoy, tiene su corazón puesto en la presidencia de Independiente. No olvidemos que tres años atrás, la conformación de la CGT Balcarce -por parte de sus pares y  con el aval del gobierno- fue un intento de sacarlo de su banca.

El objetivo de los gremialistas es posicionarse ante el recambio de autoridades con margen para colaborar o ejercer presión sobre la nueva administración. Los ejes del poderío son: el modelo de monopolio de representación, el sistema de obras sociales y la negociación salarial por paritarias.

En esa doble condición optaron por diferenciarse de Caló, que junto a sus aliados le ofreció a Scioli una incondicionalidad similar a la que tuvo por Cristina Kirchner. El actual gobernador decidió anunciar en el cierre electoral la elevación del mínimo no imponible a 30.000 pesos y ratificarlo en la
conferencia de prensa posterior a los comicios del 25 de octubre. Fue un claro guiño a todos y cada uno de los dirigentes sindicalistas que no veían en agenda la discusión de Ganancias. Es más el candidato asegura que de ser elegido, el piso de 30.000 pesos será aplicado al aguinaldo de diciembre.

El sindicalismo sciolista lo festejó: sienten que su candidato da señales de que les dará todo aquello que la Presidenta les ha negado. Después de todo, el sindicalismo peronista nada  conseguía de un gobierno que no escuchaba ni solucionaba algunos problemas planteados. No pudo Caló sobre la base de un diálogo permanente, ni tampoco Moyano, a base de paros y movilizaciones. La pregunta central es cómo se inserta Macri en este nuevo panorama. No es un dato menor que en la  inauguración del monumento a Perón que tuvo lugar el 8 de octubre, Hugo Moyano estuvo presente. Los demás gremios peronistas - a excepción de UATRE, sindicato
liderado por el "Momo" Venegas"- decidieron no acompañar. El mensaje fue claro: los muchachos peronistas no reconocen a Macri como tal y lo consideraron un acto de campaña.

Abel Frutos -líder de Panaderos y secretario gremial de la CGT Azopardopidió públicamente que el próximo gobierno deje de facilitar las inscripciones gremiales a los sindicatos de base que surgen en las distintas actividades. Se refirió a más de seiscientos gremios a los que el kirchnerismo les dio personería y que ahora disputan el unicato sindical a los gremios nucleados en las CGT.

¿Será esa la estrategia de Macri para captar a los sindicalistas más poderosos?
Otro interrogante surge en el nuevo escenario político: como es de público conocimiento, varios secretarios generales tienen en la actualidad causas judiciales que duermen el sueño de los justos. ¿Será la unificación una estrategia defensiva de los mandamases para evitar que se reactiven sus expedientes?

      Embed



Comentarios Facebook