sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Gremios
02 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Haciendo memoria: la huelga bancaria de 1959

0
Comentarios


Haciendo memoria: la huelga bancaria de 1959
Foto:

La lucha sindical llevada a cabo por la Asociación Bancaria entre los años 1948 y 1959 -atravesando el primer período peronista, la denominada Revolución Libertadora y el gobierno del Presidenteconstitucional Arturo Frondizi- es aún hoy rememorada como símbolo del triunfo de la dignidad sindical.

La Revolución Libertadora, en 1955, traba intervención sobre La Bancaria, con el claro objetivo de
"barrer" cualquier indicio peronista del gremio. No obstante, surge una camada de jóvenes militantes gremiales donde se mezcla  la izquierda marxista, comunista y socialista, con el radicalismo y una base peronista relevante aunque no mayoritaria.

La lucha por la democratización  de la Asociación Bancaria da lugar a la huelga de enero, febrero
y marzo de 1958, momento en que el gremio es intervenido y se concretan numerosas detenciones y apremios tales como pelar a los que tenían pelo largo o afeitar a los de barba y bigotes,  movilizándolos militarmente. Esta etapa concluye con la victoria del gremio bancario y del seguro: el  decreto 3133 del presidente Frondizi estipula un nuevo escalafón salarial.

La huelga de 1959
Entre el 13 de abril y el 22 de junio de 1959, se desarrolla la huelga bancaria en rechazo de la decisión del Ministerio de Trabajo de no otorgar un aumento de emergencia y la negativa de la patronal de participar de una mesa paritaria. La lucha bancaria encuentra  rápidamente eco en otras organizaciones como la de los trabajadores del Seguro y otros nucleamientos sindicales que resisten en las calles los embates de las fuerzas represivas del Estado.

Frondizi decide dar marcha atrás con la reivindicación gremial de 1958 en detrimento de los trabajadores bancarios. El 8 de junio de 1959 el periódico El Bancario publicó una carta del
Secretario Adjunto del gremio, Floreal Gorini, desde su reclusión en el departamento de Policía. La
misma subrayaba el heroísmo de los huelguistas e instaba a mantener la firmeza de las acciones.
El gobierno frondizista mantuvo una postura de máxima dureza frente al conflicto gremial.

Fin de la huelga

El 22 de junio de 1959,el sindicato levantó el paro pese a que un sector minoritario del gremio intentó resistir.

Las condiciones del acuerdo fueron: la libertad inmediata de los detenidos, la reincorporación de
todos los cesantes, la devolución de los sindicatos y el restablecimiento de la garantías para
ejercer la actividad gremial, el cese de la intervención al Instituto de Servicios Sociales Bancarios
restituyendo a su director, otorgamiento de compensaciones por salarios caídos entre otras.

Estas medidas, no obstante,  fueron cumplidas parcialmente. El tema irresuelto fue el de la reincorporación de los despedidos, lo que ocasionó la realización de paros parciales en algunas entidades. Este período constituyó un momento histórico complejo, combativo y con una clase trabajadora dispuesta a pugnar en defensa de sus conquistas. Las protestas de los bancarios finalizan durante el primer periodo del gobierno de Frondizi y hoy son recordadas como el triunfo de
la dignidad sindical.

      Embed


Tags

Comentarios Facebook