domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
03 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Una vez le toqué la cola a Adrián Suar"

Christian Nobile
0
Comentarios
Por Christian Nobile


El genial actor Martín Urbisaglia conversó con DIARIO POPULAR sobre la vocación, el oficio de imitar y su gran presente en "Mi Gente Bella", el programa radial de Catherine Fulop por Vale 97.5

Una vez le toqué la cola a Adrián Suar
Foto:

-Cuando imitás, ¿qué es lo que más disfrutás?

-Actuar e imitar, para mí, son la excusa perfecta para permitirme seguir jugando, pese al paso de los años. Y lo más lindo es que no te miran raro por hacerlo, sino más bien que hasta a veces es respetable. Y lo vengo haciendo de forma profesional hace varios años. Pasé por varias emisoras de radio. Actualmente soy el humorista de Fm Vale 97.5, y hago mis personajes todas las mañanas de 6 a 10 en el programa "Mi Gente Bella", de Catherine Fulop, junto a Marce Foss y Mariel Alvarez.  

-¿Tenés alguna técnica en especial? ¿Pensar como el personaje, escuchar su voz...?

-En mi caso, a la hora de imitar, los traigo con el pensamiento y el recuerdo. Trato de pensar como el personaje, me siento como él, y hasta a veces siento que SOY él, para poder lograr la representación. Por supuesto, agregándole el condimento humorístico, caricaturizándolo, e imaginando cómo ese personaje contaría un chiste, por ejemplo.

En muchos casos, ni siquiera me propongo observarlo. Con sólo verlo, escucharlo o conocerlo, me queda la "información" guardada inconscientemente, y en otro momento, al recordarlo o evocarlo en alguna conversación, lo represento naturalmente. A veces quiero contar algo que otro dijo, y de repente me encuentro imitándolo, es como si no pudiera nunca decirlo con mi voz.

-Hay imitadores en radio, tv, internet... ¿Por qué creés que a la gente le gusta tanto lo que ustedes hacen?

-La gente necesita reírse. Demasiados problemas tiene esta vida como para agregarles más. No hay nada más lindo ni saludable que reír. Y para eso estamos nosotros. De chico me di cuenta de que tenía la capacidad de generar humor, de hacer reír. Luego descubrí que podía imitar, cambiar la voz, representar personajes. ¡Y funcionaba! ¡Sabés las veces que en la secundaria hice zafar a mis compañeros de varios exámenes! Cuando se avecinaba alguna clase difícil o alguna prueba sorpresa, alguien levantaba la mano y decía: "Profe, ¿sabía que Martín es imitador?". Y terminaba pasando al frente y actuando para todos –profesora incluida- durante las siguientes dos horas.

Tuve también en mi adolescencia mi etapa de negación. Quise dejar de imitar, y ocultar mi capacidad, porque pensaba que me transformaría en un arlequín, un payaso. Quería ser "serio". Pero cuando la llama viene desde adentro, no la podés evitar. Sos quien sos, y hay que asumirlo. Y al darme cuenta de que en realidad es una virtud positiva, y que puedo hacer reír y vivir de esto, y de manera profesional, pues aquí estoy.

-¿Tuviste repercusión de alguno de tus personajes en la vida real?


-¡Sí! Tuve la oportunidad de imitarlos cantando frente a frente, en persona, a artistas como Luciano Pereyra, Amaia Montero, Abel Pintos y Manuel Wirzt, quienes, además de reírse, se lo han tomado  con muy buen humor, porque mis imitaciones siempre son en calidad de homenaje, humorísticas pero respetuosas. Por ejemplo, cuando Amaia Montero vino de visita a la radio y la imité cantando, me dijo: "Pues lo haces mejor que yo... la verdad, ¡nunca un hombre me ha imitado!"  

-Además de imitar, hacés doblajes para series y películas... ¿es muy diferente el trabajo?

-No, no son tan diferentes, en algún punto se encuentran y se parecen. Yo soy, además de imitador, Locutor, Actor y Cantante, y utilizo todo el conjunto para hacer todo lo que hago. En el caso del doblaje, además de la interpretación, la actuación, la sincronizacion y el manejo del neutro, también tiene una cuota de imitación, ya que, al doblar a un personaje, sea humano o animado, los doblajistas tenemos que tratar de acercarnos lo máximo posible a la voz original. El famoso "physique du rôle".

      Martin Urbi Diario Popular.mp4

-¿Cuáles son tus deseos de cara al 2016?

-Me gustaría hacer tele, ya sea como imitador o como actor. Tengo muchas ganas, y un gran deseo es hacer cine alguna vez. Actué en varias tiras y programas de las diferentes productoras. Una de las anécdotas más divertidas la tuve en 2005, cuando actue en "Sin Código", con Adrián Suar, Nancy Duplaa y Nico Cabré. En una escena, Adrián estaba vestido de mujer, y yo –creyendo que él era una mujer- quería seducirla. Mi guión, en las indicaciones, decía: "...le habla al oído y con una mano le toca el c...". Y yo lo hice: ¡le toqué la cola a Suar! Resulta que, al terminar de grabar la escena, Adrián se me acerca, y de una forma muy graciosa me dice por lo bajo: "no hacia falta que me agarraras la nalga porque la cámara no lo tomaba tan de cerca".

- ¿Un mensaje para los lectores del Popu?

-Sí. Que no dejen de hacer cosas que los haga felices. Todos tenemos un talento para algo, es imposible no saber hacer nada. Aquel que todavía no lo descubrió, o no lo encontró, que no se
quede en la zona de confort. Hay que ser inquieto, seguir en la búsqueda, hacer cosas que te gustan, porque la vida es una sola, y encima de eso, es corta. Hay una frase que dice "Busca un trabajo que ames, y nunca más tendras que trabajar". Y yo ya lo estoy haciendo.

      Embed


Comentarios Facebook