domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
03 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Fiebre azul y amarilla en el Alberdi para ver al campeón

0
Comentarios


Boca se instaló en Córdoba para disputar la final de la Copa Argentina ante Central y se encontró con dos tipos de climas: tuvo un recibimiento apagadísimo en la llegada, y uno de fiesta con los hinchas en la tribuna, en el ensayo vespertino. Hasta tuvieron que abrir las puertas del estadio. Y al final, la gente se llevó sus autógrafos y fotos con sus ídolos

Fiebre azul y amarilla en el Alberdi para ver al campeón
Foto:

Coronados de gloria....Después de consagrarse campeón del Torneo de Primera División una fecha antes del cierre, Boca con Carlos Tevez a la cabeza se instaló en Córdoba para disputar la final de mañana la Copa Argentina ante Rosario Central y se encontró con dos tipos de climas diferentes. 

Por un lado, en la llegada el plantel xeneize tuvo un recibimiento apagado en la ciudad, con muy poca cantidad de gente para ese abrazo de bienvenida. Algo totalmente distinto a las anteriores visitas de Boca en el interior del país. Aunque la llovizna seguramente habrá complicado un poco las cosas.

Y por otro, una fiesta total en el entrenamiento vespertino en el estadio de Belgrano, donde el movimiento fue tal que -como ocurrió en las anteriores visitas- tuvieron que abrir las puertas de la cancha. 

Y bajo este carnaval, con los simpatizantes en la tribuna cantando a grito pelado hasta que al final se llevaron sus autógrafos y fotos, el flamante actual rey del fútbol argentino trabajó en Central. Tevez se movió de manera diferenciada, pero hoy por supuesto que estará al frente de la batuta para tratar de que su Boca pueda dar una vuelta más.

      El entrenamiento de Boca antes de la final ante Rosario Central



Entraron y se llevaron un premio 

Nadie hubiera imaginado que el recibimiento del Boca campeón en Córdoba iba a ser tan tibio. Claro que cuando Boca arribó al hotel, cerca de las 11, en la cuidad caía una llovizna molesta y esto, obvio que restó y mucho. Pero por la tarde, la historia fue otra muy diferente. Los hinchas se instalaron un gran número en la puerta del estadio de Belgrano y empezaron a los gritos "queremos entrar, queremos entrar"

Y entraron nomás...Después del puente chino, los abrazos, las risas y los primeros movimientos en el campo, con Tevez entrenando diferenciado, abrieron los portones y los simpatizantes se ubicaron en una de las tribunas laterales y alentaron al campeón.

Como regalo, los futbolistas se acercaron al alambrado para firmar autógrafos y sacarse fotos con los fanáticos que se ilusionan con volver a gritar "dale campeón". Veremos si ahora, el Boca de Tevez le da como regalito extra otro título más al pueblo xeneize.

      Embed


Comentarios Facebook

El entrenamiento de Boca antes de la final ante RosarioCentral
Anterior Siguiente