domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
05 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Desvalijaron a familiares mendocinos del Papa Francisco

0
Comentarios


En media hora, tres delincuentes se llevaron costosos electrodomésticos y hasta el perro caniche de la familia. La sobrina nieta de Bergoglio y su mamá alcanzaron a ver a los ladrones, que huyeron en un Golf gris.

Desvalijaron a familiares mendocinos del Papa Francisco
Foto:

Los familiares mendocinos del Papa Francisco fueron víctimas de la inseguridad: tres delincuentes les desvalijaron la casa en el barrio Bancario de Godoy Cruz.

La sobrina nieta del Sumo Pontífice, Ayelén Bergoglio, contó al diario Los Andes que su madre fue a buscarla a un sitio cercano a la vivienda familiar. Las mujeres demoraron alrededor de media hora en regresar y cuando lo hicieron, se encontraron con los delincuentes saliendo de su propia casa.

"Cuando llegamos, me bajo del auto y veo que había una persona entre la reja y la entrada. Nos asombramos y vimos que había un auto frenado en la puerta. Cuando entro, sale un tipo corriendo delante mío. Yo no reaccioné, estaba sorprendida, no podía creer lo que pasaba", contó la joven de 27 años.

Según denunció luego en la Oficina Fiscal 3 de Godoy Cruz, los ladrones eran tres sujetos con el cabello corto y tenían entre 30 y 40 años. Al percatarse de que los dueños de casa habían regresado, el conductor de un VW Golf de color gris que esperaba en la puerta encendió el motor y escapó a toda velocidad.

Ayelén alcanzó a anotar la patente del auto, que luego aportó a los pesquisas. Ya resignadas, madre e hija entraron a la vivienda y constataron que los delincuentes habían forzado una puerta de reja y destrozado otra de madera para lograr entrar.

"Entramos y estaba la casa desvalijada", continuó Ayelén con su relato. "Se llevaron un LCD de 50 pulgadas, dos computadoras donde tenía archivos importantes para mi tesis, cámaras de fotos, perfumes, un microondas. Se llevaron todo en media hora", acotó.

"Se llevaron hasta a mi perrito Phill, que es lo que a mí más me importa. Vale más que todo lo que me robaron. Me quiero morir", se lamentó la sobrina nieta del Sumo Pontífice.

Phill es un caniche blanco de tres años con colita larga y nariz rosada. Llevaba puesto un collar azul. "Voy a mover cielo y tierra para que aparezca", aseguró Ayelén, quien ofrecerá una recompensa económica para quien le devuelva a su mascota.


Fuente: Los Andes


      Embed

Comentarios Facebook