sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
06 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los robos piraña ponen en jaque a bares y restaurantes

0
Comentarios


La ONG Defendamos Buenos Aires señaló que este tipo de delito consiste en delincuentes que ingresan a los locales gastronómicos y saquean celulares, tablets y elementos de valor de los clientes.

Los robos piraña ponen en jaque a bares y restaurantes
Foto:

Los robos a restaurantes y confiterías recrudecieron en la ciudad de Buenos Aires: en lo que va del año se denunciaron casi 200 asaltos a locales gastronómicos bajo "la modalidad piraña" por parte de malvivientes que saquean todo lo que encuentran a su paso, es decir, celulares, tablets o cualquier elemento de valor.

La ONG Defendamos Buenos Aires advirtió que en 2015 ya hubo 199 robos a bares, restaurantes y locales gastronómicos de distintos barrios de la Ciudad en general siendo los barrios más afectados Belgrano, Palermo, Nuñez, Almagro, Flores, Liniers y el Centro.

"Hace unos días cuatro motochorros en dos motos llegaron hasta el local de 'Starbucks' de Olazábal y avenida del Libertador y a mano armada robaron a todos los clientes, desde billeteras hasta tablets y teléfonos celulares. No fue el único robo que sufrieron los clientes de esa cafetería en el año", sostuvo Javier Miglino, titular de la entidad.

"Incluso la propia cadena de cafeterías norteamericana ha sido objeto de varios robos en el Centro, en Palermo y Almagro. Pero también locales de comida rápida y restaurantes han sido atacados hasta totalizar 199 robos violentos con delincuentes que en general llegan en una o dos motos, roban y se van"; dijo Miglino.

En este sentido, el también abogado aseguró que "distintas fuentes judiciales nos informaron que este tipo de robos no parecen al azar porque es usual que se produzcan a plena luz del día y con clientes que parecen 'marcados' por propios empleados del establecimiento".

Empleados camuflados

"De los más de 220 colombianos detenidos en el año en Buenos Aires, como motochorros, pincharruedas, 'cerrachorros', sicarios y narcos, el 10 por ciento, o sea unos 22 han tenido que ver con delincuentes venidos de Colombia que buscan camuflarse como empleados en cafeterías, bares y otros que forman parte de bandas más grandes".

Miglino apuntó que el rol de esos empleados camuflados en los locales gastronómicos que son blanco de esta modalidad delictiva "es el de 'marcar' a clientes que utilizan tablets, notebook y smartphones de última generación, de manera tal que una vez visualizado el objetivo avisan a sus compinches que saben a quien robar en el momento justo".

"También han sido detenidos dos paseaperrros de origen colombiano en los barrios de Palermo y Recoleta que marcaban departamentos que luego fueron vaciados", indicó el titular de la entidad vecinalista porteña.


      Embed


Comentarios Facebook