sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
11 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

18 años de prisión para el asesino de un almacenero

0
Comentarios


Un tribunal de Lomas de Zamora halló culpable a Emanuel Fuentes de “homicidio en ocasión de robo”, quien seguirá recluido en la cárcel de Olmos, donde se encontraba detenido desde tiempo después del crimen.

18 años de prisión para el asesino de un almacenero
Foto:

Un sujeto fue condenado a 18 años de prisión, al ser hallado responsable del delito de "homicidio en ocasión de robo" del almacenero Marcelo Domínguez, ocurrido en mayo de 2013 en la localidad de Longchamps, cuando la víctima fue apuñalada para quitarle la suma de 25.000 pesos y murió cuando, a pesar de estar herido, persiguió a los delincuentes en su camioneta.

En el hecho también participó un hermano del ahora imputado, que pese a ser buscado por los investigadores del caso, todavía no pudo ser localizado y permanece prófugo. El fallo del Tribunal Oral Criminal Nro. 8 de Lomas de Zamora recayó sobre Emanuel Fuentes (de 30 años), quien seguirá recluido en la cárcel de Olmos, donde se encontraba detenido, desde poco tiempo después del crimen del comerciante, aunque también está acusado en otra causa.

La pena aplicada por los jueces Gustavo Ramilo, Nicolás Amoroso y Alejandro Sgarlatta coincidió con la que había solicitado en la etapa de alegatos el fiscal Pablo Pando, en tanto que la defensa de Fuentes había solicitado 15 años, ya que se declaró culpable, en una confesión que se dio en el inicio del debate.

El crimen de Marcelo Domínguez, de 49 años, fue cometido cerca de las 8 del 14 de mayo de 2013 en el almacén y distribuidora de alimentos 'Romar', ubicada en la calle 25 de Mayo al 1000, de esa zona del partido de Almirante Brown. Todo comenzó cuando el comerciante abría el local y fue sorprendido por dos hombres, que portaban armas de fuego y cuchillos, quienes lo amenazaron con fines de robo. Uno de los ladrones logró ingresar, amenazó a una de las hijas y le exigió el dinero que tenían guardado para pagar a proveedores y otros objetos de valor. En tanto, el otro apuñaló a Domínguez en el pecho, en la parte delantera del negocio.

Una vez que los delincuentes abandonaron el lugar con todo lo robado, el hombre subió a su camioneta y, pese a estar herido de gravedad, salió a perseguirlos, aunque sólo alcanzó a conducir 150 metros, se desvaneció y finalmente murió. 'Me hago responsable de lo que hice. No soy quién para quitarle la vida a nadie. Sé que arruiné una familia y que hice lo mismo con la mía', dijo Emanuel Fuentes en la primera jornada del juicio, admitiendo su culpabilidad y reconociendo que "en un forcejeo" acuchilló al comerciante en el tórax y 'pasó lo que pasó', aunque nada aportó sobre su cómplice, quien está identificado como su hermano menor.

Ante la confesión, los jueces decidieron solo escuchar como testigos en el debate a las dos hijas de la víctima, que estuvieron presentes al momento de robo.La mayor de ellas logró identificar al delincuente que mató a su padre y recordó que poco antes del robo, el ladrón se había acercado a la reja para preguntarle si quería comprar una garrafa y ella le dijo que no.

'Después, mi papá salió y escucho que me llama y que grita. Me asomo, y veo que está forcejeando con dos personas. Cuando atino a poner la alarma, Fuentes entró apuntando y pidió plata. Se la doy en una bolsa, eran 25.000 pesos para pagar a proveedores', declaró la joven, quien, además, recordó que luego su padre se subió a su camioneta y su novio a su auto para perseguirlos y a los 15 minutos, como su papá no regresaba, fue con un empleado a buscarlo y lo halló desvanecido en la camioneta.


      Embed

Comentarios Facebook