miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
11 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Asesinaron a un hombre con un tenedor: sospechan de una prostituta

0
Comentarios


La víctima fue encontrada en medio de un gran charco de sangre, en el patio de una casa del departamento mendocino de Las Heras

Asesinaron a un hombre con un tenedor: sospechan de una prostituta
Foto:

Una mujer de unos 40 años era intensamente buscada este miércoles por la Policía mendocina, sospechada de asesinar a un hombre aplicándole numerosos cortes en el pecho y en el cuello con un tenedor.

El cuerpo del hombre, de 54 años, identificado como Daniel Segundo, fue encontrado, en medio de un gran charco de sangre, en el patio de una casa del departamento mendocino de Las Heras.

 El cadáver presentaba cortes en el pecho y el cuello, y la autopsia confirmó que el arma homicida fue un tenedor.

 El hecho fue descubierto en la mañana del martes, en una vivienda situada cercana a la rotonda del Avión, en la localidad de Las Heras, lindera a la capital mendocina.

 Un llamado al 911 alertó de la existencia de un cuerpo en el patio de esa precaria casa, por lo que personal policial se trasladó hasta el lugar y constató que se trataba del cadáver de un hombre.

 De acuerdo a los peritos de la Policía Científica, la víctima se hallaba sobre un charco de sangre y a simple vista presentaba heridas en la cabeza.

 El cuerpo tenía nueve lesiones en la parte izquierda del cuello y en el pecho, con marcas de haber sido atacado con un tenedor que fue hallado en el lugar. "Tenía bien marcados los dientes", dijo un allegado a la causa a medios locales.

 Tras una primera revisión en la escena del crimen, el cuerpo fue llevado a la morgue judicial para una operación de autopsia, que confirmó que el elemento utilizado para ultimar al hombre fue un tenedor, hecho confirmado a la prensa por el jefe de Investigaciones de la Policía mendocina, Roberto Valverde.

 La primera persona en notar que pasaba algo extraño fue una vecina que vio en la mañana del martes que el portón de la entrada estaba abierto.

 La mujer se asustó pensando que habían entrado ladrones a la casa, por eso entró a la propiedad y llamó a Segundo pero este no le respondió.  Relató que dio unos pasos dentro de la vivienda y encontró el cadáver de Segundo, tirado en el piso totalmente ensangrentado.

 Según los investigadores la víctima había muerto unas diez horas antes.

 Segundo era un hombre soltero, que no tenía familia en Mendoza.En algunas oportunidades se lo veía en compañía de la ahora principal sospechosa: una mujer de unos 40 años, de 1,65 de estatura, delgada, de piel blanca, ojos claros y cabello teñido de color rubio.

 Quienes la vieron más de cerca destacaron que tiene varios tatuajes y que, según las palabras de Segundo, viviría por la zona del barrio Santa Teresita o del Cinco Mil Lotes, ambos de Las Heras.

 Tanto investigadores como vecinos aseguran que la mujer ejercería la prostitución. "Hace unas semanas, tuvieron una discusión. Segundo la acusó de haberle robado un radiograbador. Por eso no quería verla más, pero el lunes volvió", relató un vecino.

 Los últimos que vieron a la víctima con vida fueron los dueños de un negocio ubicado al lado de su casa.La pareja fue a comprar pan, mayonesa, vino y una gaseosa; querían leña para preparar un asado pero no había.

 Los comerciantes vieron a Segundo "muy borracho, trastabillaba, estaba fuera de sí, nunca lo habíamos visto de esta manera", contaron.

 "Estaba en tan mal estado que la mujer (que estaba lúcida) se disculpó ante los comerciantes por los exabruptos", agregaron. Si bien la pareja iba a comer un asado -de hecho se encontró en la casa la carne y los chorizos que iban a consumir- la comida nunca llegó a prepararse.

 En algún momento algo sucedió entre la mujer y Segundo terminó muerto, mientras que los investigadores descartaron el móvil del robo. En la noche del lunes, vecinos de Segundo vieron salir a la sospechosa. Iba cargada de bolsas de supermercado pero se notaba que no llevaba mercadería o algo similar, agregaron. "Hizo dedo y paró una camioneta Peugeot de color blanca", en la que desapareció.

Fuente: NA

      Embed

Comentarios Facebook