jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 20° H 52.5%
11 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Pierden ventas por la paralización de una obra

0
Comentarios


El primer tramo de los trabajos debería haber sido inaugurado ayer, pero sólo se hizo la mitad y avanza a paso muy lento. Aseguran que disminuyó un 20 por ciento la cantidad de clientes en el último mes.

Pierden ventas por la paralización de una obra
Foto:

Comerciantes de Ezpeleta denunciaron pérdidas en las ventas de hasta el 20 por ciento, debido a la paralización de obras sobre la calle Chile, principal arteria comercial de la zona que el Municipio de Quilmes pretende convertir en semipeatonal. 

Las tareas han paralizado notablemente la actividad de los locales, ya que no se puede circular y el tránsito peatonal es reducido. Por este motivo, son mucho menos los vecinos que se acercan a comprar ante estas dificultades.

Los principales afectados son los negocios que se encuentran entre avenida San Martín y calle Honduras, la primera de las cinco cuadras en las que se comenzó a trabajar. La idea del Municipio es ampliar las veredas y colocar nuevos mobiliarios de a una cuadra por vez.

Según los plazos oficiales, este martes se debería haber inaugurado el primer tramo, pero "la obra recién se encuentra a un 50 por ciento", expresó Romina Morales, quien aseguró que su panadería redujo ventas en un mes por casi el 20 por ciento.

"Están rompiendo en las esquinas para colocar cañerías, ya que también van a instalar una red hidráulica para que la zona no se inunde más", manifestó Morales a El Quilmeño.

Por su parte, Sofía Petrillo señaló que, en la pizzería que tiene su familia, "disminuyó muchísimo la cantidad de clientes", desde el 7 de septiembre pasado, cuando de inauguraron los trabajos.

"Avanza a paso de tortuga, no creo que esta gestión termine la obra. Los trabajadores vienen dos horas a la mañana y después se van. Los fines de semana ni aparecen", remarcó la joven en diálogo con este medio.

Dos en una

Si bien se esperaba que para enero de este año pudiera empezar la obra, un estudio hidráulico realizado en la zona, con la idea de instalar rejillas de desagüe, mostró que sólo había dos sumideros y que se tapaban con facilidad ante grandes lluvias. La Comuna decidió agregar una segunda obra, que es la construcción de un conducto central para mejorar el escurrimiento del agua. 

Tags

Comentarios Facebook