lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Música
12 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Creedence volvió a jugar de local en el Luna

0
Comentarios


Decenas de "viejitos piolas" alienados por los efectos del roncanrol terminaron el show bailando en los pasillos del mítico estadio porteño

Creedence volvió a jugar de local en el Luna
Foto:

El rocanrol es así: apenas una hora y 40 minutos duró el concierto de Creedence Clearwater Revisited en el Luna Park, pero ese tiempo fue suficiente para que se desate la locura.

Decenas de "viejitos piolas" alienados por los efectos del roncanrol terminaron el show bailando en los pasillos del mítico estadio porteño, donde la banda estadounidense liderada por Stu Cook y Doug "Cosmo" Clifford desató un festival de éxitos inoxidables y dejó exhausta a la multitud entrada en años.

Fue un espectáculo grandioso, por la gente y por la música, en un recital que comenzó pasadas las 21:00 y que incluyó todos los hits de la versión original del grupo (Creedence Clearwater Revival), como los harto vitoreados "Suzie Q", "Hey Tonight", "Down the Corner", "Proud Mary", "Travelinï Band" y "Have You Ever Seen The Rain?", entre otros.

En un escenario sobriamente decorado, Cook, Clifford y compañía repasaron la historia de Creedence, una agrupación que en apenas cinco años de trayectoria, de 1967 a 1972, logró ingresar en la historia. El recital comenzó a ritmo de country con "Born on the Bayou", "Green River" y "Lodi", pero el rocanroll fue pidiendo pista y ganando protagonismo.

En ese contexto viral y festivo, sonaron también "Conmotion", "Whoïll Stop the Rain?", "Long as I can see the Light", "I put a spell on you", "Lookin out my Back Door", "Midnight Special", "Fortunate Son", "Molina" y "Up around the Bend", como parte de un amplio repertorio cantado por un impecable John Tristao como cantante, exigiendo su garganta para disimular la ausencia del vocalista original de la banda, John Fogerty, los Creedence recordaron además el himno futbolero argentino del Mundial de 2014, aquel afamado "Brasil decime qué se siente", con la pegadiza melodía de "Bad Moon Rising".

      Embed


Comentarios Facebook