martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
12 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Para Argentina, nada mejor que un clásico para volver a empezar

0
Comentarios


La Selección, con la vuelta, entre otros, de Higuaín, buscará desde las 21 en el Monumental su primer triunfo en el camino hacia Rusia 2018 ante un Brasil que contará con el retorno de su máxima estrella, Neymar.

Para Argentina, nada mejor que un clásico para volver a empezar
Foto:

Todos los clásicos frente a Brasil tuvieron, tienen y tendrán un encanto singular y una importancia muy particular. Pero este de hoy, que se jugará desde las 21 en el Monumental por la tercera fecha de las eliminatorias sudamericanas, viene con un par de motivaciones y responsabilidades adicionales para Argentina, por eso se aguarda con expectativa.

El trayecto hacia el Mundial de Rusia 2018 no arrancó como deseaban Gerardo Martino y sus jugadores. Sin Lionel Messi, ausente por lesión, el seleccionado nacional cayó jugando mal ante Ecuador en Buenos Aires y empató sin goles en Paraguay, donde exhibió una pequeña mejoría, que igualmente no alcanzó a ocultar las preocupaciones generadas por un comienzo inesperadamente negativo.

Messi sigue en recuperación y también se perderá el compromiso de hoy y el del martes contra Colombia en Barranquilla, pero a la baja del rosarino hay que agregar las de Agüero, Garay, Zabaleta y Tevez, más los problemas físicos de Pastore. La novedad saliente en la convocatoria fue la vuelta de Gonzalo Higuaín, cuyos goles y notables desempeños con la camiseta del Napoli derivaron en esta nueva oportunidad de ponerse la celeste y blanca.

Más allá de las ausencias y del pesimismo que surgió al cabo de las dos primeras jornadas, en las que el equipo no convirtió goles y sumó sólo un punto sobre seis posibles, Argentina saldrá al campo con la misión de demostrar que en el plantel hay calidad y temple para capear el temporal, si es que así puede considerarse lo que ocurrió luego de ciento ochenta minutos de una larga competencia. Ganar significará encontrar el alivio y la calma que hacen falta en estos tiempos agitados, pero el trámite, sin dudas, no resultará sencillo. Enfrente estará Brasil, con sus pergaminos, su prestigio y sus ambiciones.

Tras perder en Chile y vencer como local a Venezuela, el conjunto del cuestionado Dunga contará con la reaparición de Neymar.

El arrastre de pálidos resultados, las flojas actuaciones del equipo y las lesiones configuran un panorama oscuro para el Tata Martino, quien confía en las respuestas individuales y, sobre todo, en la fortaleza de la idea futbolística que predica y que pretende consolidar.

      Embed

      Embed

      Embed


Comentarios Facebook