viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
AFA PASILLOS
12 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un nuevo álbum de fotos que se mira en Ideas del Sur

Yacaré Doria
0
Comentarios
Por Yacaré Doria


Segura se mostró apoyado en dirigentes que lo ven presidente. Sin Angelici, pero con Moyano y Blanco y buena parte del Ascenso, el oficialismo intentó demostrar un poderío que no es reconocido en el entorno de Tinelli

Un nuevo álbum de fotos que se mira en Ideas del Sur
La cabecera de la cena en Barracas Central
Foto:

Otra vez Luigi Bosca para brindar por el invitado especial: Luis Segura en Barracas Central, donde el dueño de casa lo recibió para ofrendarle el apoyo a su candidatura y retratar el banquete con muestras de vida: fotos de asambleístas que lo votarán el 3 de diciembre. Del lado de Tinelli, explican algunas presencias con argumentos relacionados al temor en tiempos de liguillas y definiciones de descensos y pases de factura que compliquen permanencias o clasificaciones.

Un tema vigente para días en los que Rosario Central se declara en rebeldía contra el sistema y cuelga banderas señalando a la AFA como cómplice de Boca para lograr, con penal a metro y medio del área, un título para el equipo con cancha a orillas del Riachuelo.

La noche en Barracas tuvo varios oradores. Prácticamente Segura fue un oyente y un topo -no de Tinelli, sino de este humilde Yacaré- escuchó cómo el presidente de Olimpo de Bahía Blanca, Alfredo Dagna, les habló a los asambleístas, dirigentes y extras con la impronta de un coach, de esos que intentan contagiarle a un equipo la idea de que se puede salir a la cancha y ganar un partido, que depende de ellos.

El casi dueño de casa, Hugo Moyano, también ofreció sus palabras cargadas con la importancia de "no perder el control" de la pelota. Fue él quien dijo con claridad la cuestión de unidad: sumar a Tinelli bajo el ala del oficialismo. Con el debido respeto para alguien que habla en la cabecera de la mesa de un banquete, algunos se permitieron un chiste o un cantito de guerra contra el animador y el contrapeso a esas situaciones fue Víctor Blanco, quien estimó la necesidad de salir de la barricada para "solucionar los inconvenientes entre todos".

Otro que se sentó en la cabecera pero no abrió la boca más que para engullir o sorber algo fue Krusty el Payaso ("Hice campaña con el otro candidato pero voté por usted") y no volvió precisamente en el 148 al Conurbano profundo. Llamativo cómo el dirigente supo estar de los dos lados y volver a su posición original, sin malherir la dignidad.

Pero hubo ausencias. Alejandro Marón, que tuvo una intentona hace dos semanas de aparecer en los medios expresando su apoyo a Segura, no estuvo presente. Acaso porque no será más el presidente de Lanús, ya que Nicolás Russo -derrotado en las urnas y sin intendencia-, vuelve al club y logró el consenso para ser el próximo presidente. Ahora el actual titular del club del sur orienta su destino a la Conmebol y lo negocia con ambos candidatos.

Otro que coqueteó con un raid capitalino para sumarse mediáticamente a la ola segurista y no estuvo en el ágape fue Raúl Broglia, el presidente de Central. Seguramente no se repuso de lo que vivió en el Kempes cuando, sentado en el palco junto a Segura, otros dirigentes e hinchas lo increpaban. "Levantate de ahí, qué hacés ahí al lado de ese. Sos un caradura, esto es una vergüenza, nos están robando, nos están metiendo la mano en los bolsillos", lo increpó su vice, Luciano Cefaratti.

O tal vez no quería cruzarse con Daniel Angelici, quien se confundió los años que tiene Huracán con los de Boca. Freud podría explicar el porqué, aunque algunos saben sin tanto análisis: lo que se esconde el corazón, lo delata la razón. De todos modos no se podrían haber cruzado porque el Tano tampoco fue. En su lugar estuvo Juan Carlos Crespi, locuaz, como siempre.

Algunas mañas continúan: inflaron el número de adherentes de manera desvergonzada y basta con ver las fotos para sacar un número más cercano a la realidad. Las mismas imágenes, además, desmienten la cantidad de asambleístas declarados. Lo que sí cambió es el look & feel de los banners: una mejora a manos del nuevo operador de campaña que cambió el copy - paste del paint por, al menos, un Corel...

      Embed


Comentarios Facebook