domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Participación

El Riachuelo, su limpieza y las costas

Señor director:


¡Te acordás hermano! ¡Qué tiempos aquellos! Es lindo volver al pasado, ya que no lastima a nadie (?) y es todo virtual. Pero siempre, nos queda un resabio de rabia, por haber sido tomados por tontos. ¡Qué felices estábamos cuando 'supimos', que el Riachuelo sería una vía acuática de descanso! Pesca, baños y deportes. Muchísima gente iba a lamentar la falta de olor a podrido, que inunda las costas de esa vía cloacal. Se invirtió dinero en estudios previos, se removieron un par de viejos barcos y hasta allí llegó mi amor. Como aparentemente se extrañaban esos obstáculos, se 'depositaron' otros desperdicios. Y así vamos, mostrando al mundo, lo hediondo que es vivir en la inmundicia. Si las personas se establecen en sus costas es por voluntad propia. Lo único que tiene esa corriente de agua es que no hay nada que viva en ese lugar. Solamente el humano habita en sus costas, tiene menos años de vida que un africano. Da una tristeza que dan ganas de llorar. ¿Por eso los tangos son muy lacrimógenos?

Angela S. Harmon
DNI 12.435.842
      Embed


Comentarios Facebook