lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
14 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

París: Lavezzi, Di María y Pastore, los más afectados de la Selección

Producción: Nicolás Rotnitzky / Diseño: Martín Ernesto García
0
Comentarios
Por Producción: Nicolás Rotnitzky / Diseño: Martín Ernesto García


DIARIO POPULAR pudo hablar con los jugadores que se desempeñan en el PSG y que sintieron más de cerca los atentados en Francia. Después del empate ante Brasil, el Pocho, Angelito y Javier, cada uno a su manera, demostraron el pesar. Ninguno tenía familiares en la capital gala

París: Lavezzi, Di María y Pastore, los más afectados de la Selección
Foto:

La noticia resonó en el predio de Ezeiza como en la mayoría de los cafés, hogares y redacciones de nuestro país. El plantel de la Selección argentina se despertó de la siesta del viernes, entrada la tarde, con las placas en la televisión y los trending topic en Twitter: una serie de atentados asechaban a París, que temblaba entre muertos, heridos, secuestros y amenazas. Todos los jugadores quedaron afectados por los terribles hechos, pero tres de ellos llevaron su cabeza a la capital francesa, a su actual ciudad de residencia.

Javier Pastore, Ezequiel Lavezzi y Ángel Di María juegan en el PSG, el conjunto parisino. Afortunadamente, ninguno de ellos tenía familiares allá. Los más cercanos al ex Huracán viajaron a Italia, según le confirmó el propio jugador a DIARIO POPULAR: "Por suerte están allá, y no tengo a ningún conocido que haya sido afectado por los atentados", soltó al pasar por la zona mixta el enganche que volverá a Europa porque no podrá jugar ante Colombia. Sin embargo, no podrá regresar a su hogar porque las fronteras en Francia están cerradas.

El Fideo trajo a Buenos Aires a su esposa, Jorgelina Cardoso, y su hija, Mia Di María. Por la tranquilidad de que sus seres queridos estaban fuera de peligro, pudo jugar con cierta desfachatez el partido ante Brasil, donde fue uno de los puntos más altos del seleccionado que comanda Gerardo Martino. Al término del encuentro, se refirió a los ataques que sufrió el pueblo francés: "Me enteré de lo de París. Es increíble. Estas cosas deben dejar de pasar. Se está muriendo mucha gente inocente", aseguró.

Pocho, por su parte, esquivó la zona mixta. No quiso hablar, a pesar de haber convertido el único gol argentino en el encuentro. Quizás por dolor; tal vez por la bronca de no haber podido sumar de a tres.

Quien sí se expresó fue el capitán, Javier Mascherano. Más allá de no tener un vínculo directo con Francia, se acordó de quienes están sufriendo: "No puede pasar lo de París. La locura que se vive en el mundo, no se entiende. Animo a los familiares de las víctimas".

En el medio, entre la noticia y las declaraciones, un partido de la Selección. Ayer quedó claro: el fútbol no es lo más importante. Faltaba media hora para empezar el partido pero en el palco de prensa, en las tribunas, en las plateas, en los ingresos, sólo se hablaba de una cosa: los atentados en París. La pelota no pudo llevarse toda la atención.

      Embed

Comentarios Facebook