sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Política
15 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Dos estrategias distintas buscan el mismo resultado

0
Comentarios


Mientras Scioli, apurado por las encuestas, deberá salir a acorralar al candidato de Cambiemos, Macri apostará a aprovechar el envión que le dio haber forzado al balotaje en los comicios del 25 de octubre.

Dos estrategias distintas buscan el mismo resultado
Foto:

Tras la sorpresa de las elecciones generales que forzó la necesidad de ir a una segunda vuelta para definir la sucesión presidencial, el debate de hoy enfrentará un estilo discursivo más arriesgado por parte de Daniel Scioli con otro más conservador de Mauricio Macri.

A sólo siete días del primer balotaje de la historia argentina, el gobernador bonaerense y el jefe de Gobierno porteño apuntarán todos sus cañones a la presentación de Argentina Debate. Con la tropa kirchnerista revuelta y desordenada, Scioli llega hoy con el objetivo de desestabilizar discursivamente a su adversario electoral y "poner en evidencia sus contradicciones", según manifiestan enel bunker naranja instalado en la sede porteño del Banco Provincia, a escasos metros de la Casa Rosada.

      Embed
banner

En ese contexto y con el resultado de algunas encuestas que lo dan como perdedor, el postulante del Frente para la Victoria buscará mostrarse "más audaz que nunca" y ratificar su visión del balotaje como el enfrentamiento entre "dos modelos de país, uno que va para adelante y otro que vuelve para atrás".

Para lograr ese fin, el candidato kirchnerista tendrá a su lado a su círculo político íntimo: el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez; el presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni; el secretario de Comunicación Pública, Juan Courel; y el responsable técnico de la campaña del Frente para la Victoria, Carlos Gianella.

Por parte del líder del PRO, quien llega mejor posicionado en las encuestas y sin revuelo en sus filas, el hermetismo puro fue la orden directa que bajó el jefe de campaña de Cambiemos, Marcos Peña. A pesar de que había anunciado que visitaría el partido bonaerense de José C. Paz, Macri decidió suspender ese acto y modificar su agenda de ayer, ya que adelantó su llegada a Campana para dedicar el resto del fin de semana a su preparación para enfrentar públicamente a Scioli.

Aunque señalan que el enfrentamiento discursivo no será definitorio, el objetivo del núcleo del partido amarillo es "cometer la menor cantidad de errores posible" para así "no perder el envión" que tomó el proyecto presidencial de Macri después de forzar la segunda vuelta el pasado 25 de octubre.

Asimismo, el equipo liderado por el secretario general del gobierno porteño apuntará hoy a "despegar" al postulante presidencial de algunas declaraciones de referentes económicos de su espacio que quedaron en el centro de la "campaña del miedo" que llevó adelante el kirchnerismo.


      Embed


Comentarios Facebook