jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
16 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Para los consultores, no sirvió para cambiar tendencia

0
Comentarios


Más allá de lo picante y entretenido del debate, los especialistas expresaron que el mismo contribuyó más que nada al fortalecimiento institucional. Las opiniones de cada uno de ellos

Para los consultores, no sirvió para cambiar tendencia
Foto:

Un debate picante y entretenido que contribuyó al fortalecimiento institucional pero que no ha cambiado la actual tendencia electoral fue la conclusión a la que arribaron consultores políticos que, al mismo tiempo, advirtieron que Daniel Scioli no parecería haber aprovechado la oportunidad para buscar votos entre el electorado independiente.

Para Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios para la Nueva Mayoría, "el efecto del debate televisivo entre los dos candidatos, no parece ser suficiente para alterar el efecto 'ganador' que a partir del resultado de la primera vuelta se volcó a favor de Macri. En ninguno de los dos candidatos se registraron grandes sorpresas ni golpes de efectos inesperados, aunque tuvieron posiciones firmes y se criticaron, tanto en sus propuestas como en sus respectivas gestiones de 8 años gobernando los dos distritos más importantes del país. No eludieron críticas y por lo general al recibirlas, no se enfrascaron en responderlas. Scioli, insistió con su estrategia de campaña negativa".

En este contexto, el consultor remarcó que los disertantes "trataron de desarrollar guiones relativamente previsibles, pero con un tono quizás algo más firme de lo que podía esperarse. El candidato de Cambiemos actuó como alguien conciente de que está ganando y en consecuencia tenía que arriesgar poco y más bien buscar no perder lo alcanzado. El del FPV, tenía que retomar su condición de ser la continuidad y el cambio al mismo tiempo, que voceros del kirchnerismo le impidieron en las últimas semanas".

En esta línea de análisis, opinó que "no parece que el resultado del debate le alcance a Scioli para neutralizar el efecto de las declaraciones que en los últimos días desde su propio campo hicieron Aníbal Fernández, Juan Pablo Feinmann, Gerardo Romano y Hebe Bonafini entre otros, que inevitablemente vuelcan al electorado independiente en contra del candidato oficialista. Macri por su parte, parece haber logrado tener éxito en no defraudar a sus votantes y al mismo tiempo no asustar a los indecisos, que quizás era el objetivo de Scioli. La realidad es que en este tipo de debates, suele importar más la forma que el contenido. Es que al día siguiente, se recuerda más la imagen física y la forma de expresión de un candidato antes que el contenido de su discurso. Desde este punto de vista, Macri posiblemente lució más sereno y menos tenso que su adversario".

Por último, Fraga destacó que los debates en campañas electorales contribuyen al fortalecimiento institucional del país. "Esta ha sido la gran contribución del debate, hacer que gran parte de los votantes se concentren durante algo más de una hora en lo que proponen hacer los candidatos, cuando menos de 1 de cada 20, ha leído sus plataformas. Es por esta razón, que si bien el debate no parece haber alterado sustancialmente la situación electoral, si ha significado una importante mejora en la calidad democrática".

Por su parte, el consultor político Carlos Germano resaltó que durante la discusión pública llevada a cabo anoche en la Facultad de Derecho "no hubo ganadores pero el que mejor cumplió con su objetivo fue Macri, que siguió el libreto mostrado en campaña al señalar a Scioli como la continuidad de Cristina Kirchner. Ahora me parece que el candidato del FpV desperdició esa chance de diferenciarse de Cristina. Es que esperaba que salga a la caza de los votantes que necesita pero le siguió hablando al mismo electorado en lugar de intentar romper el cerco del 35% o 40% que tiene el oficialismo. Por eso creo que no cumplió su objetivo: le siguió hablando a los mismos".

En este contexto, Germano indicó que el postulante de Cambiemos "quedó mejor parado porque sabía que no tenía que hacer olas. En realidad ninguno de los dos, como sabíamos, tiene un perfil polemista o de respuesta rápida para salir de preguntas incómodas".

Durante el evento no faltó el cruce de chicanas entre los postulantes. "Hubo algunos momentos importantes tanto por el lado de Scioli como de Macri, algunos logros con sus contestaciones. Pero me parece que el objetivo era ver cómo se paraban de acá al 22 de noviembre y, claro, fue importante para la calidad institucional, en una cultura como la nuestra".

En tanto, el analista político Sergio Berensztein estima que no hay que subestimar la importancia del debate presidencial con vista al balotaje del próximo domingo porque puede influir entre los votantes indecisos y en los electores que no tenga una opción firme. Berensztein considera muy probable que el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, triunfe en la segunda vuelta pero igual pide especial cautela de cara al comicio.

"La segunda vuelta es un juego de suma cero, cada voto vale doble, una ventaja de 5 puntos en realidad es el 2,5% del electorado que puede volcar la elección para un lado o para el otro, y además hay un 5% de indecisos". De este igual modo, el analista advierte una campaña desfocalizada por parte del oficialismo, incapaz de cuajar un discurso claro que le permita apelar a nichos nítidos con estrategias consistentes, de cara a la búsqueda de votos en el electorado independiente que le permitan a Scioli triunfar en la segunda vuelta que definirá al sucesor de Cristina Kirchner.

      Embed


Comentarios Facebook