martes 6.12.2016 - Actualizado hace
General
16 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Madres y", del trabajo en casa al deber filial

Guido Gutiérrez Mónaco
0
Comentarios
Por Guido Gutiérrez Mónaco


Reconocidas por su capacidad para desarrollar su vocación y dedicarse simultáneamente a la crianza de los hijos, la generación millenialls, como las definen los analistas, modificaron la nueva dinámica del trabajo. Una perspectiva que les permite compartir el desarrollo de los pequeños y evitar el rigor de la oficina, a veces contraproducente.

Madres y, del trabajo en casa al deber filial
Foto:

Los Millennialls, también conocidos como Generación Y, son las nuevas generaciones nacidas entre los '80 y principios de los 2000, quienes, entre otras características, tienen un uso experto de las redes sociales y las nuevas tecnologías, estando familiarizados con la comunicación y demuestran mucho interés en un balance equilibrado entre la vida laboral y la social. Tal es así, que según un informe del empleo de portal independiente Freelancer.com, cada vez son más las mamás de la Generación Y que trabajan a distancia o desde sus casas, porque optan por tener una vida laboral independiente para poder dedicarse al cuidado de sus hijos.

De profesiones varias

En cuanto a las profesiones más elegidas, se pueden encontrar aquellas referidas al diseño, la arquitectura, la comunicación y el marketing digital. Las madres Generación Y suelen volcarse a este tipo de actividades porque pueden realizarlas "home office", es decir, desde la comodidad de su hogar, sin tener que descuidar otros aspectos de su vida cotidiana.

Según Sebastián Siseles, director internacional del portal Freelancer.com, las mujeres que "trabajan desde su hogar, tienden a elegir, según lo que vemos en nuestra plataforma, trabajos relacionados con la comunicación, el diseño, tanto gráfico como de web y logos, el manejo de redes sociales y el marketing digital, sin perjuicio de que hay sobresalientes programadoras, desarrolladoras de aplicativos móviles y tantas otras actividades".

Las nuevas madres están más enfocadas en sacar el mayor provecho al presente, viviendo de lo que las apasiona y buscando la felicidad completa en todo lo que hacen.

Las nuevas generaciones de trabajadores quieren poder tener un total control sobre su trabajo y su tiempo libre. Suelen ser apasionados de los proyectos propios en donde pueden imaginar y proyectar sus ideas sin tener que someterse a la opinión de un jefe.

Por otro lado la posibilidad de compartir el tiempo con sus hijos ayuda a mantener un vínculo más sincero y acorde con la realidad que éstos viven durante su desarrollo y crecimiento.

En busca del equilibrio

Entre este fenómeno del presente, se descuenta que aquellos que se aboquen a las relaciones de dependencia laboral, también priorizarán aquellas labores donde puedan tener un buen equilibrio entre el deber y el ocio.

Según el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, un joven cambiará alrededor de 15 veces de empleo antes de los 38 años. Esto es porque cuando dejan de sentir que su trabajo es un reto y desafío, lo abandonan y buscan nuevas oportunidades, llevándose consigo todo lo aprendido.

Es por esta razón, que cada vez son más las grandes empresas que contratan a jóvenes empleados, porque descuentan que ellos pondrán pasión en sus obligaciones, lo cual generará ganancias extras a las arcas de la compañía.

Las madres jóvenes tienen la maduración necesaria para poder encontrar espacios donde antes parecía no haberlos. Tener una vida feliz, aumenta el rendimiento laboral a la hora de establecer nuevos desafíos. Y asimismo, desarrollan en simultáneo aquella vocación por la que se formaron y la actividad impulsada por su instinto. Corresponder las tareas sin enloquecerse, es el otro aspecto que no deben perder de vista, en pos de su bienestar.

      Embed


Comentarios Facebook