domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
17 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Detuvieron a un médico por intentar matar a su esposa

0
Comentarios


Se trata del jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Central de Mendoza, quien acuchilló a su mujer, en su casa de la ciudad mendocina de Las Heras.

Detuvieron a un médico por intentar matar a su esposa
Foto:

El jefe de residentes de la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Central de Mendoza fue detenido en las últimas horas tras apuñalar a su esposa en el interior de su casa de la ciudad de Las Heras.
 
Luego del intento de femicidio el médico escapó del lugar y buscó refugio en su oficina del hospital  ubicado en pleno centro mendocino, donde tomó una gran cantidad de pastillas por lo que quedó internado con custodia policial.
 
La policía identificó al agresor como Fernando Fernández, de 39 años, mientras que desde el Ministerio de Salud confirmaron que es el jefe de residentes de UTI. Fernández y su esposa, de 37 años, licenciada en enfermería viven en un complejo de departamentos ubicado en Balloffet y Estrada de Las Heras.

Los hechos

 
Minutos después de las 18 del lunes, la pareja, que tiene tres hijos en común, protagonizó una pelea que terminó con la mujer apuñalada.
 
Según fuentes allegadas al expediente, el ataque se produjo en la habitación matrimonial, donde la mujer recibió tres puñaladas: dos en el tórax y una en el pecho. El arma usada habría sido un cuchillo de cocina.
 
Tras agredir a su esposa, el médico escapó de la casa con el arma blanca, a bordo de su auto mientras, la víctima salía del departamento para buscar ayuda y fue encontrada, ya desvanecida, por vecinos que la auxiliaron y la llevaron en un auto particular al hospital Carrillo.
 
Dada la gravedad del cuadro, fue trasladada inmediatamente al Lagomaggiore, donde quedó internada en grave estado.
 
Una vez conocido el hecho, el fiscal Fernando Giunta ordenó la detención de Fernández, quien dos horas después del hecho fue encontrado en su despacho del Central.
 
Fuentes allegadas a la causa contaron al diario Los Andes que Fernández habría hablado con un colega que estaba en el nosocomio al que le habría confesado lo sucedido. Fue entonces que el hecho fue comunicado a la guardia policial que está apostada en el centro asistencial de calle Alem tras lo cual se produjo la detención.
 
Según las fuentes, antes de confesar el hecho, Fernández habría ingerido una cantidad importante de medicamentos debido a su estado de nervios, por lo que debió quedar internado en el hospital, bajo custodia policial.
 
Se espera que para las próximas horas y según su evolución, pueda comparecer ante la Justicia. Por el momento el caso fue caratulado como intento de femicidio, lo que tiene una pena de diez a quince años de prisión, teniendo en cuenta que el caso llegue a juicio. El auto de Fernández -un Clio de color gris- fue encontrado por la policía en las inmediaciones del hospital Central, en la puerta de una concesionaria. Sin embargo, por el momento no hay novedades del cuchillo con el que atacó a la mujer.
 
En la casa -ubicada en el primer piso del Portal Alto Las Heras, torre A- trabajó Policía Científica. La víctima, según el parte médico tenía heridas cortopunzantes graves, inclusive una de ellas le había fracturado la costilla derecha dorsal y otra que tocó el pulmón.
 
Según los vecinos, el matrimonio de Fernández no aparentaba tener problemas de pareja, el hombre es "muy buena persona, muy servicial", por lo que quedaron sorprendidos al enterarse de lo sucedido.
 
Allegados al caso, confirmaron que no hay denuncias de violencia de género entre los cónyuges. Cuando el hecho ocurrió, en el edificio había varios vecinos que escucharon los gritos tras la riña y vieron cómo la mujer quedó severamente herida.

      Embed



Comentarios Facebook