domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
17 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Brown de Adrogué, campeón con todas la letras y Nacional

Javier Masseroni
0
Comentarios
Por Javier Masseroni


El capitán del equipo y el hombre del gol que valió una estrella se acercaron a la redacción de DIARIO POPULAR y sacaron a la luz todos los detalles del merecido ascenso. El Tricolor sigue a pura fiesta y con ganas de mucho más

Brown de Adrogué, campeón con todas la letras y Nacional
Foto:
Brown de Adrogué, campeón con todas la letras y Nacional
Foto:

No hay dudas, los sueños se cumplen, lo imposible se hace posible y las piedras del camino, por más grandes que parezcan, se pueden sortear si la voluntad es de acero.

Brown de Adrogué es el fiel reflejo de ello. Hace un año y medio, lo que fueron lágrimas de tristeza por el descenso a la B Metropolitana, hoy se transformaron en lágrimas de emoción por el campeonato alcanzado en la cancha del Deportivo Morón y el retorno a la segunda división del fútbol argentino.

Con el esperado boleto a la B Nacional bajo el brazo, el capitán del Tricolor, Facundo Lemmo, y la cara del agónico triunfo ante el Gallo, Juan Manuel García, conversaron con este medio y revivieron el momento de película que vivió el equipo.

"Con el correr de los días, de los meses y cuando pasen los años ahí vamos a tomar dimensión de lo que realmente pasó. Nosotros teníamos en cuenta el tiempo del partido porque lo íbamos preguntando. Para nosotros fue una locura, porque habían empatado Estudiantes y Defensores de Belgrano, cuando pita el árbitro les pedía que no festejemos hasta que terminara el partido. A partir de ese momento no sabíamos qué hacer, no lo podíamos creer", detalló el volante, quien finaliza su vínculo contractual con el club a fin de año.

      CT-A8oCWsAEnEjV.jpg

Por su parte, García contó cómo vivió el momento del gol: "Cuando vi que la pelota entró salí corriendo para cualquier lado y fue una locura, me di cuenta cuando los vi a todos festejar, ahí me di cuenta que el gol servía".

Para el capitán, la mayor virtud del equipo se basa en la humildad del grupo y en la tranquilidad para conseguir los resultados.

"Todo se basa en el trabajo y en el compromiso que tiene cada uno con el objetivo y la calidad humana que tiene el grupo. El trabajo, por demás está decirlo, es fundamental, pero está apoyado en un grupo que no tiene 'estrellitas', nadie se cree más que nadie y eso también ayudó a que hayamos logrado la meta. Todo a pulmón y con cada uno dejando el máximo", explicó Lemmo.

No se desesperaron ante el bajón

Con una racha inicial de 11 fechas sin perder, la historia parecía más sencilla de lo que finalmente fue. Un bajón en el tramo final complicaron el andar del equipo rumbo al campeonato, pero la cabeza fría en un momento caliente fueron fundamentales para abrazar la estrella tan añorada.

"Siempre lo hablamos en el grupo, en un campeonato largo podés tener bajones, más si veníamos de una racha espectacular como la que tuvimos. Entonces había que pasar el bajón lo más rápido posible y sin desesperarse. Si nos hubiera ganado la desesperación no salíamos más".

Por su parte, García dijo al respecto: "Sabíamos que habíamos hecho un gran comienzo de año y el bajón nos tocó ahí en ese momento, nos convencimos de que podíamos volver a ser el mismo equipo. Seguimos trabajando, nunca bajamos los brazos, sabíamos la calidad de jugadores que teníamos y que la clave era no aflojar nunca".

Ambos coincidieron en que el partido que más les costó fue el 2 a 1 ante Morón por cómo se venía dando, pero los que más sufrieron fueron cuando no estaban dentro del equipo titular: "En el partido contra Riestra, que ganamos 3 a 0 padecí un montón el estar afuera, porque estaba suspendido por cinco amarillas", sentenció García, mientras que Lemmo apuntó: "Estuve suspendido contra Barracas Central y lo sufrí, pese a que empatamos 0 a 0".

En cuanto al compromiso que más disfrutaron, los dos sostuvieron que el 4 a 1 ante Atlanta como local fue el mejor, sobre todo por el momento que atravesaba el Bohemio, cuarto en las posiciones.

Por último, ambos remarcaron el gran gesto que tuvo la hinchada de Morón, que despidió al flamante campeón con aplausos.

En este sentido, Lemmo destacó: "No es algo común que eso pase. A veces te toca ganar, a veces perder, esto es un deporte y a mi me tocó vivir una situación así cuando le ganamos a Independiente, ojalá fuese un hecho más común. Le agradecemos a la hinchada y a los allegados porque nos hicieron las cosas muy fáciles con los festejos".

De la misma manera García remarcó el agradecimiento porque "momentos así no se viven todos los días y pudimos festejar con total normalidad



Comentarios Facebook