viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Deportes
18 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

5 momentos que marcaron la vida de Jonah Lomu

0
Comentarios


El gran rugbier neozelandés dejó una historia marcado por el sufrimiento, pero también por la gloria. Postales de un verdadero campeón

5 momentos que marcaron la vida de Jonah Lomu
Foto:

1-Con el récord desde la escuela

Con 15 tries en los Mundiales rompió una marca imbatible hasta la aparición del sudafricano Bryan Habana. Pero esa destreza apareció antes de que este hombre irrumpiera en la escena del deporte. Las estadísticas en su escuela secundaria demuestran que en 10 de 14 pruebas de atletismo resultó ganador. Triunfó en los 100, 200, 400 metros y vallas. Una bestia.

2-Una infancia con un padre borracho y goleador

"Mi madre estaba siempre allí para proteger a sus hijos. Mi padre se enojaba y nos quería golpear, ella se ponía en el medio y a veces le pegaba. Eso es difícil de sobrellevar, construyó mucho adentro mío", contó Lomu en el documental que retrata su vida, "Anger Within".

El rugbier reveló que su papá, cuando tomaba, "era violento", aunque sobrio "era muy buen padre".
"Cuando me enojaba todo me llevaba a mi padre. Pensaba en él y la furia que me producía cuando estaba adentro de la cancha, esa furia me hacía seguir adelante", afirmó uno de los mejores jugadores de toda la historia.

      Embed

3-El nerviosismo por estar frente a Nelson Mandela

El 24 de junio de 1995, en la previa a la final de la Copa de Mundo de Rugby, el local Sudáfrica debía disputar ese encuentro ante Nueva Zelanda. Un partido marcado por un momento histórico: el apartheid. "Yo pensaba, 'le voy a dar la mano a este hombre, una persona que la gente estima tanto... no digas nada tonto'. Entonces se me acercó, se me paró enfrente y me dijo: 'Hola Jonah, ¿cómo va?'", "recordó de aquella ocasión.

Mandela le estrechó la mano: "En ese momento no pude ni hablar, me quedé sin palabras. Entonces me dijo 'que tengas un excelente partido', me miró, hizo un gesto y se fue...". El partido lo ganaron los Springboks y muchos coinciden en que ayudó a poner fin a las diferencias raciales.

A pesar de la derrota, Lomu quedó en la historia: "Fue fantástico ser parte de ella. Yo era un deportista que estaba desesperado por ganar pero lo que ocurrió fue lo correcto. La gente recuerda que, aquella tarde, el rugby cambió a una nación".


      Embed
(MINUTO 1:44)

4-La enfermedad

"Todo el mundo tiene que morir algún día". De esa manera describía su situación el gigante del rugby. En 2003, la Unión de Rugby de Nueva Zelanda anunció el tratamiento al que debía ser sometido a causa de un síndrome nefrótico que le fue diagnosticado en 1995, mismo año que el Mundial. Recibía diálisis tres veces por semana.

Un año después recibió un trasplante y pudo volver a la alta competencia tras una ardua recuperación.

Pero para 2011 su cuadro empeoró. El cuerpo rechazó el órgano y bajó hasta 30 kilos. "Desafortunadamente, ningún tratamiento ha funcionado, mi salud es exactamente la misma que al comienzo de la enfermedad", detallaba.


      Embed

5- El último haka

Hace pocas semanas Lomu sorprendió en Covent Garden, en Londres, juntos a varias personas que hicieron la danza tradicional maori. Fue parte de una publicidad. La última vez que el mundo vio danzar al gran Lomu.


      Embed


• BONUS TRACK: EL HAKA EN ARGENTINA

      Embed

      Embed



Comentarios Facebook