viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
18 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

El "carnicero" había sido denunciado por su mamá por abuso sexual

0
Comentarios


La víctima habría sido su hermanastro. El sospechoso tiene un pasado en instituto de menores, registra varias fugas de hogares, entre ellos, de la Fundación Felices Los Niños

El carnicero había sido denunciado por su mamá por abuso sexual
Foto:

Enrique Alcaraz (26), el sospechoso de ser el autor del doble crimen de El Palomar que este miércoles fue detenido con la niña desaparecida en la ciudad de Junín, tiene antecedentes desde que era menor de edad, registra varias fugas de hogares, entre ellos, de la Fundación Felices Los Niños, su madre lo había denunciado por abuso de un hermanastro y es fanático del animé japonés.

Varios jefes policiales que trabajaron en la investigación explicaron a la agencia Télam que la mayor dificultad que tuvieron para rastrear al sospechoso es que no tenía un domicilio fijo, ya que estaba en situación de calle, e incluso cuando hizo su última versión del DNI aportó como domicilio la dirección de un ciber donde él había trabajado.

Si bien no tiene antecedentes penales como mayor de edad, los investigadores encontraron algunas causas en la Justicia de Menores que llevaron a Alcaraz durante su adolescencia a estar internado en varios institutos de menores, entre ellos, la Fundación Felices Los Niños del cura Julio César Grassi.

"Tiene varios ingresos y fugas de esos institutos de menores", dijo a Télam un jefe policial. La madre de Alcaraz vive en la localidad bonaerense de Florencio Varela  y con ella tiene una pésima relación y hace varios años que no se ven porque la mujer lo denunció por el presunto abuso sexual de uno de sus hermanastros, según señalaron las fuentes.

Los pesquisas también determinaron que tampoco tenía una buena relación con el padre, pero este hombre le dijo a la Policía que el lunes al mediodía -cuando ya se había cometido el doble crimen-, su hijo pasó por su casa de la calle Arenales al 2500 del barrio El Palomo de la localidad de Libertad, partido de Merlo, para pedirle prestados 300 pesos.

Las fuentes explicaron que Alcaraz conoció a Sabrina Martín (24), la mujer asesinada el lunes en El Palomar junto a su hijo varón de 3 años Ian, en otro ciber de esa localidad del partido de Morón donde la víctima trabajaba.

"Se hicieron amigos en el ciber, ella a veces lo dejaba dormir en su casa y solía pedirle que se quedara al cuidado de sus hijos, por lo que de esa manera creó un vínculo muy especial y cercano con la nena", dijo a Télam uno de los investigadores.

Los pesquisas incluso pudieron determinar que cuando pasaba la noche en la casa del doble crimen, en la calle Murillo 484 de El Palomar, Alcaraz dormía junto a Mía, en la cama de la niña.

Aparte de salir a cartonear con un carro, Alcaraz había logrado conseguir un empleo en la carnicería "La Central", ubicada en la calle José Bianco al 1900 y la rotonda de la plaza de El Palomar, donde el dueño contó que solía ir a trabajar acompañado por la nena.

La Policía secuestró en el ciber donde trabajaba Sabrina, el CPU de la computadora que solía usar Alcaraz y analizó las páginas por donde navegaba el imputado.

"Los técnicos ya nos adelantaron que además de su gusto por el animé este muchacho visitaba páginas de necrofilia", confió un jefe policial.

En internet, Alcaraz tenía abierto un perfil de Facebook con el nombre "Kiba The Wolf", un lobo polar que es uno los personajes centrales de "Wolf's Rain", una serie de animé japonés de 26 capítulos realizada en 2003.

En el Facebook se puede observar una única foto del sospechoso en la que viste una camisa de mangas cortas azul, lleva lentes oscuros y un extraño peinado al estilo animé, con los pelos en punta con fijador. También se ven decenas de fotos de personajes de animé y entre sus contactos está Sabrina, la víctima de El Palomar.

Fuente: Télam

      Embed

Comentarios Facebook