sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
19 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Maletero: “Se sacó la capucha, le vi la cara y me di cuenta de que era Mía”

0
Comentarios


“Todavía no caigo, estoy como si estuviera en las nubes’, dijo el empleado de la empresa Pullman General Belgrano, quien se dio cuenta de que se trataba de ella, tras ver la foto de la nena en un diario.

Maletero: “Se sacó la capucha, le vi la cara y me di cuenta de que era Mía”
Foto:

El maletero de la empresa de transporte Pullman General Belgrano que logró identificar a Mía y alertar a la policía para que la rescatara, aseguró que el sospechoso llevaba a la niña en brazos y que la pequeña parecía 'triste', tenía su ropa mojada y su rostro semicubierto con una capucha. Raúl González dijo estar 'emocionado' por haber sido quien aportó los datos para lograr rescatar a Mía Martín (de 6 años ) y que fue 'una de las alegrías más grandes' de su vida.

'Tengo 65 años y 21 años de trabajo en la empresa. Todavía no caigo, estoy como si estuviera en las nubes', dijo el empleado.

Según su relato, todo comenzó ayer, antes de las 10, cuando se hallaba junto a su compañero de la misma empresa, el boletero Federico Alonso, conversando sobre el caso del doble crimen ocurrido el último lunes en la localidad de El Palomar.

'Estábamos conversando sobre ese tema, porque acabábamos de ver la foto de la nena en el diario. En ese momento, apareció un hombre con una nena en brazos. Llamaba la atención porque era raro ver a una nena de seis años en brazos de un adulto, era demasiado grande, a cualquiera le hubiera llamado la atención', dijo González.

El maletero relató que Mía estaba con una capucha que le cubría en parte el rostro, pero que en un momento, la nena se la sacó y le dijo 'hola'. 'Ahí le vi la cara y me di cuenta que era ella, porque la acababa de ver en la foto del diario. El hombre preguntó si vendíamos pasajes para Santiago del Estero, pero le dije que Pullman no vendía a ese destino, que tenía que ir a Rosario. Entonces se dio media vuelta y se fue', explicó.

'En ese momento, le dije a mi compañero que teníamos que avisar a la policía. Él me decía. ¿Y si no es? vamos a quedar mal' y yo le contestaba 'y si es?'. Entonces decidimos ir a contarle a la supervisora y ella nos mandó a hablar con la policía que está adentro de la terminal', precisó.

Este relato fue respaldado por la supervisora Mirta Guevara, quien contó que ella dio la orden de llamar a la policía e ir a ver las cámaras de seguridad de la terminal.

 Tras la denuncia, se montó un fuerte operativo policial que terminó con la detención del sospechoso y el rescate de Mía en el cruce de las calles Falucho y Rivadavia de Junín.

'Lo importante es que la nena está bien y está con vida', dijo el maletero, convertido en héroe por un día y que repitió, una y otra vez, la escena que le tocó protagonizar.i

Dueño de la carnicería: "La adoraba, y la llevó varias veces al local"

El dueño de la carnicería donde trabajaba Enrique Alcaraz aseguró que su empleado 'adoraba' a la nena y que varias veces la llevó al local, aunque no dudó en sospechar que sea el autor del doble crimen, al sostener que "para mi la mató y lo premeditó".

'Estuvo acá el día anterior al lunes. Le di cien pesos para que la llevara a la casa con la madre, esa fue la última vez que lo vi', contó Daniel Mura, propietario de la carnicería 'La Central' de El Palomar.

Al ser consultado sobre por qué su empleado la llevaba a trabajar, el hombre expresó: 'No tengo la certeza para afirmar el motivo, pero sí para decir que adoraba a la nena y la nena lo adoraba a él'. 'Lo que le pedía la nena le daba. Cuando la trajo por primera vez observé mucho la actitud de él con la nena, para ver si había manoseos o algo fuera de lugar".

"Yo no conozco a la madre, pero no hay dudas de que si hubiese visto algo la hubiera ido a ver para decirle cómo entregás así a tu hija, pero no vi nada así. Todo lo contrario', puntualizó Mura. "Para mí la mató y lo premeditó", añadió el dueño de la carnicería, quien, con cierta pesar, consideró que "sería el culpable del doble homicidio".

Vecina: "Estaba obsesionado y creía que era su hija"

Una vecina de El Palomar que conocía a la joven madre asesinada a puñaladas junto a su pequeño hijo el lunes último aseguró que el detenido en la ciudad bonaerense de Junín, cuando intentaba escapar con la niña Mía Martín , 'estaba obsesionado con la nena y creía que era su hija'.

 'Se creía que era su hija, todo el tiempo, estaba obsesionado con la nena. Tal vez porque la mamá no dejaba que la viera siempre', expresó la mujer.

Según manifestó, los empleados de la carnicería en la que Enrique Alcaraz trabajaba notaban que él 'estaba obsesionado con la nena' y 'creía que era su hija'.

'Nosotros rogábamos que él creyera eso durante estos días de desesperación, así no le hacía nada', expresó la vecina, una de las organizadoras de las manifestaciones que se realizaron en la plaza Del Avión de El Palomar y búsquedas barriales que se llevaron a cabo en estos días para poder localizar a Mía.

"Ahora, lo importante es que la nena esté bien y que comprueben que este muchacho que se la llevó haya sido el que mató a su mamá, para que todo esto termine de una vez", exclamó la vecina.


      Embed

Comentarios Facebook

Raúl González, el hombre que encontró a Mía en Junín
Anterior Siguiente