jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Salud
22 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alimentación del bebé prematuro

0
Comentarios


Con el objetivo de instalar en la agenda pública la problemática de la prematurez, Unicef y el Ministerio de Salud de la Nación presentaron la campaña Semana del Prematuro, haciendo hincapié en el punto que enuncia que tienen derecho a ser alimentados con leche materna.

Alimentación del bebé prematuro
Foto:

Cada año nacen en nuestro país más de 60 mil bebés antes de la semana 37 de gestación; es por eso que Unicef y el Ministerio de Salud de la Nación presentaron por sexto año consecutivo la campaña "Semana del Prematuro" bajo el lema "Yo fui prematuro".

El objetivo de esta campaña fue instalar en la agenda pública la problemática de la prematurez desde la defensa de los derechos del prematuro, con la participación tanto de los equipos de salud como de la familia y la comunidad.

En la campaña que se realizó en este año, se priorizó el derecho número 5 del Decálogo del Prematuro, que enuncia que "Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna".

Existen cuatro elecciones de alimentación para el prematuro. Cuando el bebé tiene capacidad de succión del pecho de la madre, la mejor opción es la leche materna en forma directa. De no ser así, la siguiente opción es la leche materna extraída. Esta leche debe ser utilizada exclusivamente para el propio hijo, cuando el niño no puede ser puestos directamente en el pecho.

Cuando la madre no puede proveer su propia leche -parcial o totalmente- a su hijo, se utiliza leche humana pasteurizada en un banco de leche. Por último, si ninguna de las opciones anteriores es posible, se recurre como recurso alternativo a la leche de fórmula para prematuros.

La elección del tipo de leche a utilizar (humana o de fórmula) tiene un fuerte impacto, a mediano y largo plazo, sobre el crecimiento y desarrollo del prematuro recién nacido. A su vez, el uso de leche humana en el bebé nacido antes de término tiene múltiples beneficios nutricionales, gastrointestinales, inmunológicos, psicofísicos y neuromadurativos. Los niños prematuros que reciben leche humana se enferman menos y tienen una calidad de vida superior a la de los niños que sólo reciben fórmulas.

La leche humana posee, además, factores de crecimiento específicos que favorecen el desarrollo de la piel y los vasos sanguíneos. También existen algunas propiedades presentes en este tipo de leche que actúan como antiinflamatorios y antialérgicos.

Todos estos componentes son exclusivos de la leche humana y no se encuentran en ningún otro alimento. Es por eso que, en la actualidad, la alimentación con leche materna es la pauta normal de alimentación para el adecuado crecimiento y nutrición del niño prematuro.

Otro aspecto clave, siempre a tener en cuenta es que la lactancia del prematuro con leche materna, refuerza las habilidades maternales y mejora el vínculo entre la madre y el hijo.

Comentarios Facebook