domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 23° H 78.2%
22 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cate Blanchett: “Resurgen los films provocativos”

0
Comentarios


La estrella australiana estrena Truth, sobre la investigación periodística que develó que George W. Bush evitó ir a la guerra de Vietnam de manera fraudulenta. Dice que el cine está volviendo a temáticas más comprometidas.

Cate Blanchett: “Resurgen los films provocativos”
Foto:

Talentosa actriz que desarrolló su habilidad a una edad temprana, Cate Blanchett creció para convertirse en una excepcional actriz, que logró el reconocimiento internacional por la estupenda interpretación de la joven Elizabeth I, que mereció una nominación para el Oscar, por su actuación en "Elizabeth" (1998), dirigida por Shekhar Kapur. Antes de aquel rol, la encantadora australiana se había encontrado en el centro de la atracción solamente con su tercera película, "Oscar & Lucinda" (1997), siendo la estrella junto con Ralph Fiennes, en donde ella hizo de obstinada y primer heredera feminista, su inclinación por el juego y la acercó a un clérigo con las mismas predilecciones. Cate Blanchett daba así, con esa actuación consagratoria que atrajo la atención de los mas importantes directores del mundo fílmico. Atractiva, sin embargo elusiva y poseyendo una inteligencia innata, agregando un rostro que muestra firmeza, aunque algunas veces pareciera simple, pero muchas veces hermosa, todo en la misma escena, la actriz rápidamente escaló a la fama internacional y llegar a ser una de las más respetadas por su talento.

Cate Blanchett nació el 14 de mayo de 1969 en Melbourne, Australia. El inminente estreno de su film "Truth" que protagonizó junto con Robert Redford y Elizabeth Moss, hizo posible esta entrevista exclusiva para DIARIO POPULAR y que se realizó en uno de los salones del Four Seasons Hotel en Beverly Hills. "Truth" trata la verdadera historia del famoso reportero investigador Dan Rather, que hizo un informe sobre George W. Bush, que recibió tratamiento especial para eludir su incorporación al ejército en la Guerra de Vietnam, y cuya investigación resultó en un escándalo que dañó la carrera de Rather.

l Filmó esta película en Australia, lo cual es extraño porque se trata de un guión estadounidense sobre situaciones de este país. ¿Fue divertido que toda la compañía fuera a su país, incluyendo a Robert Redford? ¿Cómo fue trabajar con él?

-A él le encantó Sydney. Se encontró fascinado, quería saber de directores indígenas y de la cultura indígena, lo cual era lógico, ya que él se involucra mucho y es una gran ser humano. Fue fantástico. Obviamente el film se desarrolla en interiores y sólo hay una o dos escenas exteriores. Los productores hicieron sus cálculos y dijeron que era posible filmar en Australia. Les remarque que los técnicos australianos eran extraordinarios y que no lamentarían el haber filmado en mi país. Yo sólo tuve tiempo para estar con mis cuatro hijos, dormir y trabajar. Pero trabajar en mi medio ambiente me permitió estar enfocada en mi trabajo, lo cual fue un desafío.

l Cuando usted conoció a Dan Rather, ¿hablaron de lo que le paso él? ¿Quién puede reemplazarlo en su trabajo televisivo como periodista investigador?

-No creo que nadie pueda reemplazar a Dan. Fue el final de una era, lo cual hace que la película tenga su gravitación. No se trata de otra historia controvertida novedosa, ya que Dan y Mary (la guionista) hicieron juntos muchas cosas. Como periodista investigador en la TV no hay otro como él. El capitulo esta cerrado. Por supuesto, hablamos de eso muchas veces y Mary nos proporcionó muchos detalles. Se fueron y todavía hay una herida abierta para ellos, y estoy segura que la CBS también se siente herida.

l ¿Que piensa respecto al poder de una película con temas serios como el de este film? ¿Hubo alguna producción que la haya impactado?

-Con mis hijos hemos mirado "The China Syndrome" (1979). Es un film brillante con actuaciones extraordinarias. Michael Douglas como actor y productor hizo algo impresionante que hoy es de actualidad. Hay un resurgimiento de temas provocativos en las películas del presente, como ser reasignación de géneros o del tema de gay o lesbiana. Somos considerados en la cinematografía como especies en estos momentos y somos investigados. Creo que película como "The China Syndrome", lo hizo en su momento sobre un tema controvertido. Creo que se habló sobre el asunto nuclear en la década del 80 y pensé que quedaría cerrado, pero volvió poco a poco, y la parte nuclear ahora es considerada segura y limpia. No se habla de Fukushima, y eso es muy interesante para que los niños de hoy que vean "The China Syndrome", que todavía es un film poderoso.

l Estoy seguro que usted sigue de cerca lo que esta pasando hoy en Europa respecto a los inmigrantes y que hay países que los reciben y países que les cierran las puertas. ¿Cuál es su opinión?

-La crisis de refugiados en Europa cuyo nexo obvio es Siria, pero la verdad es un problema global, es como el cambio del clima. Ningún país puede enfrentar solo estos problemas, y los países que tienen tristemente bajas cuotas, describen este éxodo masivo, como gente con algo de inmigración económica. Creo que es una irresponsabilidad, esta gente es refugiada y está en busca asilo y sufre increíbles crímenes de guerra que están ocurriendo en este planeta. Y el mundo tiene que enfrentar ese problema. Alemania e Italia solas no pueden solucionarlo. Lo bueno de Australia es que incrementó nuestra cuota, pero tenemos que hacer algo más. No soy particularmente religiosa, pero la noción de la denominada caridad cristiana ha llegado el momento de ejercitarla.

l Cuando usted es citada en forma errónea, como le suceden a muchas celebridades...

-Soy sólo una actriz. Pienso que es más frustrante, y esto es el porque lidiar en el momento con un ciclo de 24 horas de novedades, lo cual es un terreno muy distinto del 2004, y es la idea y la ironía y el humor y del ingenio a decir cosas importantes para una audiencia en particular, y luego hay alguien que lo retransmite fuera de contexto. Seguro que esto es algo muy molesto como actriz o actor y como ser humano, porque puede ser destructivo cuando pasa en la arena política.

      Embed

Comentarios Facebook