martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
21 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Una mujer policía quiere adoptar beba abandonada

0
Comentarios


Una agente de la Policía Federal que fue puesta como consigna para custodiar a la beba hallada en una plaza del barrio porteño de Recoleta inició las averiguaciones correspondientes para adoptar a la pequeña Paula Belén.

Una mujer policía quiere adoptar beba abandonada
Foto:

Una agente de la Policía Federal que fue puesta como consigna para custodiar a la beba hallada en una plaza del barrio porteño de Recoleta inició las averiguaciones correspondientes para adoptar a la pequeña Paula Belén, bautizada así por la pediatra que le dio las primeras atenciones apenas llegó al hospital Italiano.

Compañeros de la fuerza de la suboficial confirmaron la noticia y revelaron que la mujer en cuestión es Liliana Ledesma, de 24 años, quien se desempeña en la comisaría 11º de la fuerza.

Según publicó el blog Policiales Ahora, Ledesma acudió como consigna el sábado 14 de noviembre al hospital Italiano, del barrio porteño de Almagro, cuando una chica de 18 años que paseaba perros había hallado a la beba -ya tenía unos cinco días de vida- en la Plaza Monseñor de Andrea ubicada en Córdoba al 2800 de Recoleta y recorrió 25 cuadras para dejarla en ese centro asistencial.

Ese día, Liliana y Paula Belén se enamoraron a primera vista y la agente de la promoción 223º se convirtió en su "mamá del corazón", ya que la mima, le compra pañales, ropa, leche, accesorios y otras cosas vinculadas a su cuidado. También le compran accesorios un compañero de comisaría y una mujer de seguridad privada que se desempeña en el hospital Italiano.

El domingo pasado la bebita fue trasladada al hospital Durand, debido a que es un nosocomio estatal y está en perfecto estado de salud desde que llegó. En ese aspecto, pasó de pesar 2,500 a 2,790 y ahora a casi 3 kilos.

En tanto, Ledesma, quien está casada y tiene un nene de 1 años y 6 meses, va a ver a la bebé cuando la mandan de consigna o cuando termina su desempeño en la seccional 11º y como tiene mucho amor para dar ya empezó a asesorarse en la búsqueda de un abogado de familia para iniciar los trámites de adopción en el caso de que no aparezca algún familiar de la pequeña."Es tanto el amor que tiene para dar Liliana que conmueve y enternece ver la comunicación que tiene con esa beba. Ella vive en Moreno y todos los días viaja desde ese distrito hasta Caballito en tren y después toma un colectivo para ir a la comisaría. Después pasa por el hospital porque no puede estar sin ver a Paulita", precisó un compañero de la uniformada.

Este suboficial, que prefirió no revelar su información, agregó: "Ojalá que pueda adoptarla porque es preferible que esa nena vaya a un hogar donde reciba amor que ir a un instituto de menores".

Mientras tanto, la beba sigue muy bien de salud y a la espera de novedades para determinar dónde continuará creciendo como una niña sana

      Embed



Comentarios Facebook