martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Política
23 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Scioli impuso la lógica en territorio bonaerense

0
Comentarios


Tras unos primeros números que lo daban perdedor y luego de reconocer la derrota a nivel nacional, el gobernador de la Provincia revirtió la tendencia y se impuso en su propio terreno.

Scioli impuso la lógica en territorio bonaerense
Foto:

Tras reconocer su derrota en la segunda vuelta, el candidato presidencial del Frente para la Victoria y gobernador bonaerense, Daniel Scioli, lograba anoche revertir la tendencia y pasaba al frente en el territorio de la Provincia de Buenos Aires ante su rival de Cambiemos, Mauricio Macri.

A pesar del histórico dominio del peronismo en territorio bonaerense, recién con el 82 por ciento de las mesas escrutados el mandatario  provincial lograba imponerse en su terruño por 8 mil votos, tras una diferencia inicial que lo había tenido 17 puntos abajo del líder del PRO, a la postre triunfador en el balotaje presidencial celebrado en la jornada de ayer.

Así, el candidato oficialista obtenía el 50,05 por ciento de los votos frente al postulante opositor que pasó a correr desde atrás con 49,95 puntos. Lo que catapultó a Scioli a la victoria fue el dominio del Frente para la Victoria en la populosa Tercera Sección Electoral, donde se impuso en casi todos los distritos que la conforman.

En lo que respecta a la cantidad de sufragios, el gobernador de la provincia de Buenos Aires y candidato oficialista se quedaba con 3.908.376 adhesiones bonaerenses, mientras que Macri hacía lo propio con 3.900.320.

Sin embargo, de las ocho secciones electorales, Macri se imponía en seis de ellas (Segunda, Cuarta, Quinta, Sexta, Séptima y Capital, o sea, el Interior provincial),  mientras que en la Primera y la Tercera, es decir, el Conurbano se inclinaban hacia Scioli.

Ese mismo mapa se había dado en las generales del 25 de octubre, jornada en la que el jefe de Gobierno porteño había forzado la necesidad de recurrir a esta segunda  vuelta en la que finalmente se alzó con el premio mayor: la presidencia del país.

En las PASO del 9 de agosto en la Provincia de Buenos Aires, Cambiemos, que también había presentado las precandidaturas de  , había quedado en el segundo lugar con el 29 por ciento, es decir 2,5 millones de votos. Aquel domingo, el Frente para la Victoria había conquistado el 39,7 por ciento, lo que  significa que se había impuesto por 900 mil votos.

Dos meses después, en las generales celebradas el pasado 25 de octubre, la diferencia entre ambos se acortó a sólo 428 mil votos, que en lo que hizo a porcentajes fue  se unos escasos cuatro puntos. Ese acercamiento numérico se debió, en gran parte, a la presencia de los por entonces candidatos a gobernador bonaerense María Eugenia Vidal y Aníbal Fernández, quienes fueron foco de un gran corte de boleta en las aulas provinciales.

En octubre, la tijera había hecho que quien finalmente se convirtió en la primera gobernadora electa obtuviera 400 mil votos más que el candidato presidencial de Cambiemos. Ayer, la diferencia entre ambos contendientes por el principal sillón de la Casa Rosada se limitó a tan sólo 8 mil votos tras ocho años de gobierno de  Daniel Scioli en el territorio más poblado del país.

Tanto en el oeste como en el sur del Gran Buenos Aires, el candidato presidencial por el Frente para la Victoria obtenía el 58,54 por ciento de los votos, contra el 41,46% de Macri, escrutadas el 96,20% de las esas, con una ventaja de 17,08 puntos porcentuales y más de 550.000 sufragios hacia las 23.15 de ayer, según cómputos  oficiales del histórico balotaje que ambos disputaron.

 El gobernador la provincia de Buenos Aires logró imponerse -como era de esperar- en el populoso terreno de La Matanza (63,51% frente a 36,49%) e incluso en Lanús, un  distrito tradicionalmente peronista en el que, sin embargo, el candidato a intendente  del FpV, Julián Alvarez, perdió en octubre pasado ante el macrista Néstor Grindetti.

 
      Embed


Comentarios Facebook